La Psicología de las Recompensas: Cómo Nos Influyen los Incentivos

La Psicología de las Recompensas: Cómo Nos Influyen los Incentivos

Meta descripción: Conoce qué sucede en nuestro cerebro cuando obtenemos premios en casinos online o videojuegos y qué riesgos implica.

Diferentes tipos de recompensas e incentivos pueden influir significativamente en el comportamiento humano. Por ejemplo, los bonos en los casinos en línea son un claro ejemplo de cómo las recompensas pueden atraer y motivar a las personas a participar en actividades de juego, pero también pueden resultar publicidad engañosa.

Rocío Menéndez, analista de Estafa.info, nos dijo al respecto que «la publicidad de los bonos puede ser extremadamente engañosa, especialmente en operadores no autorizados. En Estafa.info, nos dedicamos a verificar y analizar rigurosamente cada oferta para asegurar que los jugadores reciban información veraz sobre los bonos de casino y puedan tomar decisiones informadas. Es esencial que los jugadores estén atentos a los términos y condiciones, ya que estos pueden incluir requisitos difíciles de cumplir o restricciones que no se mencionan claramente en la publicidad inicial”.

Cuando las empresas se dedican a desarrollar estrategias de marketing eficientemente atractivas, los usuarios tienden a ser menos criteriosos con el producto que consumen. Especialmente si hay dinero de por medio, como en el rubro del juego online. Por este motivo, el Gobierno de España ha buscado implementar medidas regulatorias que controlen la emisión publicitaria de bonos de casino online.

¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando jugamos?

Los incentivos no están diseñados para brindar un beneficio al usuario. Aunque puede parecer que así sea, la realidad es que buscan motorizar una acción concreta mediante una recompensa, en el rubro de casinos online: que el usuario juegue más. Cada vez que se obtiene una ganancia en juegos de azar el cerebro libera dopamina, un neurotransmisor asociado al placer.

Habrás visto que los juegos de azar, especialmente aquellos más vistosos como las máquinas tragaperras, se caracterizan por sus brillantes colores y estridentes sonidos. Su versión online, de hecho, ha potenciado la calidad audiovisual agregando funciones especiales como giros gratis que se liberan a modo de pequeñas recompensas. Esta operatividad del juego potencia la liberación de dopamina llevando al usuario a sentir placer cada vez que apuesta, aun sin haber obtenido ganancia alguna. 

Las tragaperras quedan ligadas a una sensación de alegría y excitación. Esto no significa que juegos como las slots u otras propuestas de casino no nos gusten realmente, pero sí hay un fenómeno que opera cognitivamente en nuestro cerebro y que explica por qué nos gustan ciertas cosas. Sin embargo, cuando hay ganancias de dinero real de por medio, la compulsión al juego es un riesgo real.

El lado oscuro del juego

Las explicaciones de índole científica que visibilizan lo que sucede a nivel cognitivo cuando se apuesta en juegos de azar habilita a que los usuarios tengan mayor control sobre sus acciones. Pero no todo es tan sencillo, los casinos online son cada vez más accesibles hoy en día. Las personas que sufren de adicciones son susceptibles a la compulsión al juego y la vasta oferta de juego online con opciones de casino móvil no facilita su recuperación.

Las organizaciones que combaten las adicciones  han alzado la voz  para que el estado interceda en la implementación de políticas que restrinjan la expansión de promociones de casinos online. La publicidad de bonos es un tema recurrente en los recintos gubernamentales. El ministro Garzón había logrado censurar la publicidad de promociones, pero nuevas medidas actuales volvieron a habilitar la libre publicidad de bonificaciones.

A nivel cerebral no es sencillo identificar cuándo hay riesgo de caer en comportamientos adictivos. Los sistemas de recompensa operan a niveles inconscientes y no hay una alarma que indique cuándo estamos cruzando un umbral. Los juegos online son un universo relativamente nuevo, lo que hace que la información sobre estos riesgos sea bastante reciente. Si vas a jugar, es fundamental que lo hagas en casinos legales que están sujetos a políticas de Juego Responsable impuestas por la DGOJ.

La censura de las cajas botín en los videojuegos

Entre el repertorio de sistemas de recompensa que puede generar problemas, se encuentran las conocidas cajas botín. Estas se proveen específicamente en los videojuegos, entornos en los que también se utiliza la calidad audiovisual para estimular la atracción de los jugadores. Las cajas botín o loot boxes se representan como cajas sorpresa que el jugador puede comprar durante el transcurso del juego.

El problema radica en que el jugador no sabe qué está comprando. El factor aleatorio imita la lógica de las máquinas tragaperras. Psicológicamente, el procedimiento es el mismo; se libera dopamina y se acrecientan los riesgos de caer en un consumo problemático. Al ser los menores de edad aquellos usuarios más frecuentes en el mundo del videojuego el estado debió interceder con políticas de resguardo.

Recientemente, bajo el ala de Pablo Bustinduy, el Ministerio de Consumo prohibió el acceso de menores a las cajas botín. La medida es una de las tantas impulsadas por la DGOJ, el organismo a cargo de regular el rubro. Con el asentamiento de estas industrias de entretenimiento virtual, se proyecta la emisión de nuevas medidas que acompañen el cuidado de los consumidores, tanto en videojuegos como en casinos online.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *