El alcalde reivindica nuevamente que la sede del Huesna se traslade a Utrera

El alcalde reivindica nuevamente que la sede del Huesna se traslade a Utrera

Francisco Jiménez ha mantenido una reunión con el presidente de la Diputación para abordar diversos asuntos

El alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, ha reclamado que tanto el Consorcio del Huesna como la empresa Aguas del Huesna tengan la sede social y fiscal en la localidad. Se lo ha dicho al presidente de la Diputación de Sevilla, Javier Fernández, durante el encuentro que ambos han mantenido para analizar asuntos de importancia para la ciudad, como es la relación con dicho organismo.

Desde el Ayuntamiento han explicado que Utrera representa el 20% de los abonados del conjunto de municipios que integran el consorcio y es, con diferencia, la localidad que más aporta a los ingresos de la empresa Aguas del Huesna. De los 35 millones de euros que se ingresan, algo más de 10 millones son de Utrera, cantidad que es muy superior al 20% que sería proporcional al número de habitantes.

Jiménez ha trasladado al presidente provincial el «compromiso histórico de Utrera con el Huesna, consorcio al que nunca dejó de pertenecer mientras que por parte del Huesna, a lo largo de tres décadas, nunca se ha hecho efectivo el compromiso de instalar la sede en nuestra ciudad, proyecto  para el que el consorcio tenía contemplada la cantidad de cuatro millones de euros».

En el año 2007, tras las inundaciones que sufrió la ciudad como consecuencia del desbordamiento del arroyo Calzas Anchas, el primer edil utrerano planteó la necesidad de destinar aquellos cuatro millones de euros al arreglo de las infraestructuras hidráulicas necesarias para evitar futuros desbordamientos, «propuesta que fue rechazada por el resto de miembros del consorcio y que tuvo como consecuencia la decisión de que Utrera abandonara el Huesna». Aquel conflicto se solucionó mediante un acuerdo «del que quedó pendiente de abonar a Utrera la cantidad de 1,5 millones de euros que hasta la fecha tampoco se han pagado».

Durante los ocho años del gobierno anterior, se planteó intercambiar dicho pago a cambio de que la sede del consorcio se instalase definitivamente en Utrera. Para ello se firmó un convenio entre el Ayuntamiento y el Huesna que ha caducado y que el pasado mes de abril se volvió a plantear sin que hasta el momento se haya firmado.

El presidente de la Diputación ha mostrado su disposición a estudiar la renovación del mismo y a continuar la colaboración entre las partes para alcanzar un buen acuerdo. Mientras, el alcalde le ha traslado que había que incluir el compromiso de que la sede social y fiscal tanto del consorcio como de la empresa Aguas del Huesna deben estar en Utrera, «porque no es lógico que los impuestos se paguen en Sevilla y no en la principal población de las que componen el consorcio».

Por otro lado, Francisco Jiménez ha mostrado su queja por la tarifa del agua en alta aprobada por el Huesna, «que puede hacer inviable llevar agua potable a las urbanizaciones en suelo rústico». Según señala el Consistorio, «en la actualidad son varias las urbanizaciones que se encuentran tramitando dichos proyectos, en los que la ejecución de las infraestructuras necesarias no serán asumidas por el Huesna al no tratarse de suelo urbano y, difícilmente, dicho coste podrá ser soportado por los propios vecinos». Para que una empresa externa pueda acometer estas obras «sería necesario que el precio del agua en alta sea asumible y no los 0,86 euros/m³, que es la tarifa aprobada por el Huesna. Basta recordar que, por el mismo concepto, Aljarafesa cobra 0,32 euros/m³».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *