Fallece el conocido escultor utrerano Pedro Hurtado González

Fallece el conocido escultor utrerano Pedro Hurtado González

El mundo del arte está de luto. Este sábado ha fallecido a los 90 años el destacado escultor utrerano Pedro Hurtado González, padre de otros tres conocidos artistas de la ciudad. Su velatorio se encuentra instalado en la sala 2 del tanatorio Servisa de Utrera, estando previsto que el funeral se celebre este domingo a las 12.00 horas en la parroquia de Santiago el Mayor.

Este singular utrerano sintió muy pronto en su interior la llamada del arte ya que, siendo prácticamente un niño, comenzó a experimentar con sus propias manos. Con el barro que dejaban los carros al pasar por su calle empezó a modelar y a probar diferentes formas de expresión artística. Se iniciaba en este momento una historia que iba a durar muchos años y que ha permitido que, durante mucho tiempo, hayan salido de sus manos interesantes obras.

Pedro no tuvo maestro, no estudió en ninguna escuela oficial, sino que fue su capacidad de observación y, por supuesto, su talento innato el que le permitió convertirse en el destacado profesional que ha sido. Además de sus visitas a diferentes talleres, como el propio escultor recordaba en una entrevista en El Periódico de Utrera, «las iglesias y los museos han sido mi verdadera escuela. He tenido la oportunidad de visitar numerosos museos en diferentes países de Europa, y en estos lugares es donde, utilizando la observación, he aprendido mucho».

Hay algunos temas que han tenido preeminencia en su extensa obra artística. Uno de ellos es el arte clásico romano, e incluso en su jardín se pueden admirar estatuas de bronce de gran formato y bustos de Trajano y Adriano. «Durante mucho tiempo tuvimos incluso una fundición, donde trabajaban conmigo varios operarios», comentaba Pedro Hurtado.

Pero las inquietudes de este utrerano no se detenían solo en el tema clásico, sino que en su taller ha sido posible encontrar numerosas obras dedicadas a temas religiosos, ya sea de estilo gótico o románico. Hizo también algunos pinitos en el mundo de la imaginería, modelando la primitiva Virgen de las Veredas de la hermandad de los Estudiantes, pero principalmente sus obras han sido vendidas a anticuarios. Muchos de sus trabajos están repartidos por diferentes puntos de la geografía nacional.

Pedro Hurtado fue capaz de transmitir el amor al mundo del arte a sus hijos, no en vano dos de ellos siguen sus pasos en el mundo de la escultura (Pedro y Encarnación), mientras otra hija (Beatriz) tiene especial vinculación al mundo de la pintura. Una de las grandes pasiones a lo largo de la vida de este artista fue el mundo de la arqueología, siendo capaz de relatar con exactitud dónde se encontraban los principales núcleos de población de Utrera en el Neolítico y en la civilización íbera, así como muchos puntos de la localidad donde han aparecido importantes restos históricos.

Tras jubilarse, su enorme afán creativo no le permitió abandonar el amor al arte, dedicándose entonces sobre todo a la cerámica decorativa, realizando azulejos y tejas con motivos clásicos, de corte religioso e incluso taurino.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *