Revientan uno de los monolitos del Camino de Santiago en Utrera

Revientan uno de los monolitos del Camino de Santiago en Utrera

José Manuel Brazo Mena

Uno de los monolitos que señalizan la ruta jacobea en la Vía Augusta de Cádiz a Sevilla, como se conoce al Camino de Santiago que une a ambas capitales andaluzas, siguiendo un tramo de la antigua calzada romana, ha sido destrozado a la altura de Utrera, concretamente junto al puente de Mataburras, al parecer por algún vehículo o maquinaria agrícola que transitaba hacia las fincas de la zona.

La señalización afectada, un bloque de hormigón de 80 kilogramos de peso con la simbólica vieira de Santiago y la flecha como referencia, se encuentra en la etapa 7 de la ruta del camino jacobeo, que une Las Cabezas de San Juan y Utrera, a través de un recorrido de 31,4 kilómetros. El sendero, hasta ahora poco conocido, se encuentra cada vez más transitado a pie o en bicicleta por peregrinos de diferentes nacionalidades.

La primera señal de este camino se colocó en el año 2018 en la Cañada Real de Venta Larga y Torre Alocaz llegando a Utrera, a unos 200 metros de la Fuente de los Ocho Caños. Al acto acudieron miembros del equipo de gobierno municipal, además de autoridades civiles y eclesiásticas. Entre ellos se encontraban el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, Luis Gutiérrez Perrino.

Desde entonces, el municipio de Utrera está incluido dentro de la ruta de los ‘Caminos de Santiago’, sin duda la ruta turístico-cultural más significativa de España, de ahí la razón del proyecto de señalética que quedó justificado por la demanda creciente de peregrinos y senderistas que, saliendo desde Cádiz procedentes de España, Europa y otras partes del mundo, cruzan por el término utrerano para continuar por la Vía de la Plata hasta Santiago.

Utrera cuenta con antecedentes históricos que los vincula al Camino de Santiago desde el siglo XIII, tras la conquista de la plaza, en la que jugó un papel muy significativo la orden de Santiago. Una congregación religiosa y militar que nació en el reino de León en 1170 bajo el amparo del Fernando II y el Arzobispo de Santiago y cuya finalidad fue la de proteger a los peregrinos, defender las fronteras, así como administrar, repoblar y acrecentar las encomiendas.

Aún más notables fueron los contactos jacobeos en los siglos XV y XVI, cuando alcanza el maestrazgo de la orden, don Juan Pacheco (1467-1474) Marqués de Villena, vinculado a los Ponce de León y, cuando otro de los miembros de la saga, don Lope, se establece en Utrera, en unas casas junto a la iglesia de Santiago, donde posteriormente su viuda fundó el Hospital de la Santa Resurrección, lugar de acogimiento de muchos peregrinos enfermos del camino.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *