Tipos de camas abatibles: ¿cuál es la más indicada para tu hogar?

Tipos de camas abatibles: ¿cuál es la más indicada para tu hogar?

Entre las mejores opciones para sacar mayor partido al espacio disponible en nuestra vivienda, sin lugar a dudas, se encuentran las camas abatibles. Este tipo de muebles resultan ideales tanto para instalar en habitaciones de tamaño reducido como en otras estancias, como despachos, salas de estar, comedores, etc.

Esto se debe a que estas camas se instalan en la pared y se pueden plegar de tal manera que se pueden utilizar por las noches como si se tratara de camas normales y, por la mañana, ya se pueden guardar de forma paralela a la pared, liberando enormemente el espacio existente en la habitación.

Además, mientras están guardadas, quedan perfectamente integradas en la decoración de las habitaciones ya que se pueden personalizar y se confunden con el resto del mobiliario del hogar, como si se tratara de un aparador, de una cómoda o de un armario.

Ahora bien, aunque las camas abatibles son una de las mejores opciones para ganar espacio en las distintas estancias de nuestro hogar, existen distintos tipos. Por este motivo, hemos hablado con los profesionales de micamaabatible.es para que encuentres cuál es la más indicada para tu hogar. Sigue leyendo si quieres saber cuál es el modelo más adecuado para ti.

Tipos de camas abatibles dependiendo del sistema de apertura

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de camas abatibles dependiendo del tipo de sistema de apertura que incorporan. Así pues, existen las camas abatibles de apertura horizontal y vertical. Por supuesto, cada una de ellas es más apropiada para unas estancias determinadas.

Si la estancia es de gran tamaño, realmente, no importa demasiado el modelo que elijas, pero, si la habitación es pequeña, el sistema de apertura puede ser vital y puede marcar la diferencia entre poder instalar una cama abatible para aprovechar el espacio o no.

Camas abatibles de apertura horizontal

Por ejemplo, para aquellas habitaciones de pequeñas dimensiones y que, además, sean estrechas, lo más recomendable es apostar por las camas abatibles de apertura horizontal, ya que no ocupan demasiado espacio mientras están abiertas y, además, al cerrarse, permiten aprovechar el espacio disponible en el plano vertical, teniendo la oportunidad de incorporar la cama en un mueble de habitación para incrementar las opciones de almacenaje en la parte superior. Asimismo, pueden mimetizarse con el resto del mobiliario y pueden pasar perfectamente como aparadores y cómodas.

Camas abatibles de apertura vertical

En cambio, si dispones de una habitación que, aunque es pequeña es cuadrada y, por supuesto, si no es estrecha, las camas abatibles de apertura vertical pueden convertirse en unas grandes aliadas para aprovechar al máximo el espacio disponible en la estancia.

Esto se debe a que permiten ocupar el mínimo espacio en la habitación cuando están abiertas y, además, se pueden guardar sin ocupar mucho. Del mismo modo, también pueden integrarse a la perfección con el diseño de interiores de cualquier estancia y confundirse perfectamente con un armario, ya que algunos tipos pueden incluso llevar distintas opciones de almacenamiento, tales como cajones o puertas para guardar ropa y distintos enseres personales.

Tipos de camas abatibles dependiendo del mecanismo de apertura

Obviamente, dependiendo de si la cama es horizontal o vertical, esta debe contar con un sistema distinto de apertura. No obstante, esto no tiene nada que ver con los mecanismos de apertura que utilizan, ya que en lo único que nos afectan es en cuanto a si vamos a tener un mayor o menor esfuerzo.

Mecanismo de apertura manual

Las camas abatibles manuales cuentan con el mecanismo de apertura más sencillo de todos y es el que, normalmente, encontramos en las gamas básicas. Este tipo de muebles cuentan con un tirador que cumple la función de plegar y desplegar la estructura de la cama y de las patas estirando del mismo. Es el sistema más utilizado en las camas abatibles horizontales, pero también es posible encontrar camas abatibles que utilizan este mecanismo.

Mecanismo de apertura semiautomático

Son los tipos de camas abatibles horizontales y verticales que incorporan un sistema de pistones que ayudan a amortiguar el peso. Estos funcionan con aire comprimido y nos facilitan el proceso de cierre y apertura manual, lo que significa que no tendremos que realizar tanto esfuerzo como en los anteriores, ya que, al igual que ocurre con los amortiguadores que encontramos en los maleteros de los vehículos, restan peso. Es el mecanismo que solemos encontrar en las camas abatibles de gama media.

Mecanismo de apertura motorizada

Es el mecanismo de apertura más cómodo que podemos encontrar en la actualidad para camas abatibles verticales y horizontales, a pesar de que cuenta con la desventaja de tener que estar conectado a una toma de corriente para poder utilizar esta función. La apertura y el cierre, así, se vuelve muy sencilla, ya que sólo tienes que pulsar un botón en el mando que incorporan. Este tipo de mecanismos se suelen encontrar en camas abatibles de gama alta, por lo que estos modelos suelen ser más caros.

Tipos de camas abatibles multifunción

Algunos de los modelos de camas abatibles que puedes encontrar en el mercado son convertibles y pueden realizar más de una función. Por este motivo, se pueden incluir en distintas estancias, como, por ejemplo, una habitación o un despacho, pero también pueden ubicarse en un salón o en un comedor.

Camas abatibles con escritorio

Las camas abatibles con escritorio son una de las opciones más útiles que puedes encontrar en el mercado y que puedes instalar en una habitación compartida, en un dormitorio de pequeño tamaño e incluso en un despacho o en una habitación de invitados. Mientras la cama no se está utilizando, esta queda perfectamente integrada con el resto del mobiliario y, además proporciona un pequeño escritorio para poder trabajar o estudiar cómodamente y sin agobios.

Camas abatibles con sofá

Otro de los tipos de camas abatibles a los que se le puede dar una mayor utilidad son las camas abatibles con sofá. Se pueden utilizar como cama extra y se pueden instalar en el salón, en el comedor o en cualquier habitación, ya que, mientras esta se encuentra cerrada, se puede utilizar como sofá. Además, puedes elegir los colores de tu mueble para que encaje perfectamente con el resto de la decoración de la estancia.

Literas abatibles

No podemos terminar sin hablar de las literas abatibles que, además de proporcionar un mayor espacio para el descanso, al estar formadas por dos camas superpuestas, pueden instalarse en cualquier estancia para ganar mucho espacio extra. Asimismo, pueden contener una función convertible, ya que algunos modelos incluyen un escritorio e incluso un sofá. Son ideales para habitaciones compartidas o si recibes visitas de amigos y familiares que viven lejos y tienen que quedarse a dormir en tu casa.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *