La antigua sede de la concejalía de Educación afronta su rehabilitación como futuro comedor escolar del Rodrigo Caro

La antigua sede de la concejalía de Educación afronta su rehabilitación como futuro comedor escolar del Rodrigo Caro

El Ayuntamiento de Utrera ha licitado el proyecto de conservación, mejoras y accesibilidad que permitirá transformar dicho inmueble para su futuro uso

El colegio Rodrigo Caro está más cerca de contar con su ansiado comedor escolar. Para ello, es necesario previamente afrontar la rehabilitación del espacio que albergará ese nuevo servicio, que estará ubicado en el número 3 de la calle Virgen de Consolación, en un edificio que durante muchos años fue la sede de la concejalía de Educación.

Ese inmueble, construido en el siglo XVII, está conectado con el centro educativo, al tiempo que tiene también entrada por la propia puerta principal, enmarcada en una fachada que le confiere su catalogación en el plan especial de protección del conjunto histórico con grado B. Para la adecuación de ese espacio, el Ayuntamiento de Utrera ha licitado un proyecto de conservación, mejoras y accesibilidad que cuenta con un presupuesto base de 150.641 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Las empresas que estén interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 2 de mayo.

Los distintos espacios que integran ese edificio, distribuido en dos plantas, serán objeto de una profunda mejora con el objetivo de frenar el deterioro que viene sufriendo. El proyecto se focaliza fundamentalmente en reparar los daños existentes de forma generalizada en el edificio, como filtraciones, humedades, deterioro de revestimientos, instalaciones, carpinterías,… y acometer un conjunto de pequeñas reformas que implementen las opciones del uso del recinto.

La propuesta afectará fundamentalmente a la planta baja y las cubiertas del inmueble, como elementos cuyo estado suponen en mayor medida un riesgo para la conservación del edificio. De esta forma, se diseña una intervención que hará posible disponer de un espacio amplio, diáfano e iluminado que permita ajustarse a las necesidades de cada momento. A su vez, se proyecta la sustitución de la actual cubierta por un lucernario que permita la entrada de luz cenital al espacio de ‘crucero’ central.

Por otro lado, el edificio no se encuentra adaptado en modo alguno a las actuales exigencias. Por ello, esta actuación incluirá un grupo de intervenciones enfocadas a mejorar significativamente esa situación.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *