Kombucha: la bebida refrescante, hidratante y saludable

Kombucha: la bebida refrescante, hidratante y saludable

La kombucha es una bebida fermentada que está ganando adeptos entre los consumidores de los países desarrollados. Y es en estos países donde se plantean los siguientes debates: ¿realmente es una bebida beneficiosa para la salud? ¿Su consumo continuado tiene contraindicaciones o produce efectos adversos?

En las siguientes líneas aclaramos ambas cuestiones. Y si quieres saber más acerca de esta bebida hidratante y conocer algunas de sus deliciosas variantes, te sugerimos que hagas clic aquí: kombucha beneficios y contraindicaciones.

¿Cómo se elabora la kombucha?

La kombucha es una bebida elaborada a partir de ciertas variantes de té. La mezcla se fermenta mediante una colonia simbiótica de bacterias y levaduras saludables. Durante el proceso de fermentación, se generan compuestos bioactivos y probióticos que pueden tener efectos positivos en nuestro organismo. ¿Cuáles son? Veamos:

Beneficios comprobados y potenciales de la kombucha

Nutricionalmente hablando, la kombucha merece la incuestionable consideración de bebida hidratante y dietética. Concretando, su composición nutricional media por cada 100 gramos es aproximadamente la siguiente:

  • Aportación energética: 12-18 calorías.
  • Proteínas: 0,1-0,5 gramos.
  • Grasas: 1-2 gramos.
  • Hidratos de carbono: 2-3 gramos.

Pero a pesar de su bajo contenido en nutrientes básicos, la kombucha aporta una considerable proporción de probióticos, vitaminas, minerales y principios activos antioxidantes.

Por un lado, está suficientemente demostrado que los probióticos de la kombucha, como los de cualquier otro alimento rico en probióticos, equilibran la flora intestinal y previenen el estreñimiento. Y dado que el sistema inmunológico está estrechamente ligado al buen funcionamiento del intestino, su consumo ayuda a fortalecer y a modular el sistema inmune.

Además, algunos estudios indican también que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Por tanto, ayudaría a mejorar los síntomas de males como la artritis, la artrosis, la gota o los trastornos menstruales. 

Finalmente, existen algunos estudios aislados que sugieren que la kombucha podría reducir los niveles de colesterol malo, de azúcar en sangre y de presión arterial.

Contraindicaciones y efectos adversos

En cuanto a las posibles contraindicaciones, no existe ninguna. Eso sí, como la kombucha contiene una mínima cantidad de azúcares, debe ser consumida con prudencia por las personas con diabetes. Dado que en su elaboración no se utiliza ningún tipo de producto ni fermento lácteo, esta bebida hidratante puede ser ingerida, sin ningún tipo de problema, por aquellas personas que padecen de intolerancia a la lactosa.

Tampoco contiene gluten, por lo que no produce molestias gastrointestinales a las personas que sufren celiaquía.

Respecto a los posibles efectos adversos, tampoco existe ninguno documentado, pero sí que existe un riesgo que es fácilmente evitable: si se consume kombucha preparada de forma casera, puede ocurrir que haya una proliferación excesiva de bacterias o levaduras en la misma, lo que implica que existe la posibilidad de que se produzca una intoxicación alimentaria.

¿Y cómo evitar ese mínimo riesgo? Consumiendo exclusivamente kombucha elaborada en las plantas de fabricación que cuentan con certificación de cumplimiento de los protocolos internacionales IFS de seguridad alimentaria.

En resumidas cuentas, hablamos de una bebida que es prácticamente apta para todos los públicos, que no ofrece riesgos para la salud y que puede aportar interesantes beneficios.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *