El PSOE denuncia el «rotundo fracaso» del gobierno del Partido Popular y el PP recuerda el «caos» dejado por los socialistas

El PSOE denuncia el «rotundo fracaso» del gobierno del Partido Popular y el PP recuerda el «caos» dejado por los socialistas

El PSOE ha hecho balance de los siete primeros meses del actual gobierno municipal, denunciando el «rotundo fracaso» por parte del Partido Popular en este tiempo. Por su parte, desde el PP han recordado el «caos» dejado por los socialistas durante los ocho años que estuvieron al frente del Ayuntamiento de Utrera.

En palabras del secretario general de los socialistas utreranos, José María Villalobos, en un acto de convivencia celebrado en la sede del PSOE, «hemos sido pacientes, hasta el punto de que les no hemos dado 100 días de gracia al gobierno de Francisco Jiménez, sino 200. Y el resultado es desolador. Siete meses de desastre y retroceso de la ciudad». Y todo ello a pesar de que «dejamos una ciudad avanzando y con 30 millones de euros en la caja del Ayuntamiento listos para ejecutar proyectos que en un alto porcentaje ya habían sido licitados y estaban listos para ser ejecutados».

En este sentido, «no caben excusas ni seguir culpando a los socialistas de la incapacidad de este gobierno popular. Porque esos son los argumentos que utilizan los incompetentes para ocultar su mediocridad». Sin embargo, «la realidad es que tenemos un alcalde que vive instalado en el revanchismo y un gobierno que en lugar de gestionar se dedica a paralizar los proyectos que los socialistas pusimos en marcha».

A juicio de Villalobos, en estos siete meses «Utrera ha retrocedido en actividad y en servicios públicos. Pero ¿qué se puede esperar de un gobierno que la primera decisión que tomó al ganar las elecciones fue cerrar el albergue de personas sin hogar? ¿Qué se puede esperar de un gobierno que volvió a abrir el paseo de Consolación al tráfico y que suprimió la delegación de Igualdad, para recuperarla meses más tarde para dedicarla a organizar cursos de corte y confección? Estamos hablando de decisiones y medidas propias de la derecha más retrógrada de la historia de Utrera que nos devuelven a tiempos muy oscuros que poco o nada tienen que ver con nuestra democracia».

«El revanchismo político y la obsesión de Jiménez con el PSOE, y más concretamente con José María Villalobos, la están pagando los vecinos y vecinas de Utrera», afirma esta formación política. Así, el secretario general de los socialistas utreranos ha denunciado «el deterioro de los servicios de limpieza y recogida de basuras, que están peor que nunca, con contenedores rotos durante meses y barriadas y polígonos industriales totalmente abandonados, ya que los populares han pasado de prometer grandes mejoras en servicios de primera necesidad a que convertir nuestra localidad en un lugar sucio e insalubre. Y aunque saben que la solución pasa por el rescate y municipalización de dicho servicio, basta que lo hayamos propuesto los socialistas para que Jiménez se niegue a solucionarlo de la forma más urgente y eficaz posible». Frente a ello, «lo único que han hecho ha sido subir la tasa de basura un 27% de manera injustificada y abusiva, incumpliendo de manera flagrante las promesas electorales de bajadas de impuestos. Y, como siempre, culpando de esta decisión a los socialistas en el mayor ejercicio de cinismo político de los últimos años».

De igual modo, Villalobos también se ha referido a «la paralización y el abandono de obras como la de La Vereda, los parques Cristo de los Afligidos y Vistalegre, el asfaltado de las avenidas de los Naranjos, Abate Marchena y General Giráldez, las rotondas de Juan XXIII, el Matadero y Las Fabricantas, así como el transporte público gratuito y un sinfín de proyectos vitales para la ciudadanía de Utrera, que Francisco Jiménez ha paralizado por el simple hecho de ser proyectos socialistas».

En su discurso ante la militancia, José María Villalobos habló igualmente de la situación de la futura oficina del DNI. Se trata de un proyecto que «Utrera llevaba reclamando 30 años y que Jiménez está poniendo en peligro por su incapacidad de hacer algo tan sencillo como reformar el espacio donde se va a situar en la calle Veracruz». De hecho, asegura que «les dejamos el proyecto hecho y el dinero consignado, y se lo han gastado en otras cosas. Se trata de una irresponsabilidad difícilmente entendible tratándose de un asunto tan importante».

Villalobos considera que «Utrera tiene hoy un gobierno incapaz dirigido por un alcalde que está instalado en el rencor y la mentira. Una triste realidad de la que muchos utreranos se están dando cuenta». Frente a ello, el líder del PSOE local ha animado «a todos los socialistas a trabajar duro y muy especialmente a los más jóvenes, porque Utrera nos necesita a todos más que nunca. Hoy empezamos a recuperar el gobierno de Utrera. Somos la esperanza de miles de utreranos para conseguir una Utrera más próspera, más solidaria y más verde».

El PP pide a Villalobos que «reconozca sus errores»

El Partido Popular ha respondido a las afirmaciones realizadas por José María Villalobos, asegurando que «entendemos que en el transcurso de un acto con su militancia -cada día más escasa-, el responsable de los socialistas utreranos tenga que arengar y dar ánimo a los suyos». Así se ha expresado el portavoz del PP, Ignacio Aguilar, quien afirma que «es lo único que puede hacer tras haber dilapidado la confianza de su partido y de los propios ciudadanos, perdiendo un gobierno que contaba con mayoría absoluta, sin reconocer ni uno solo de los errores que les ha llevado a pérdidas de votos históricas para el PSOE de Utrera».

De esta forma, los populares afirman no sorprenderse ante lo que califican como «riño para que no me riñan» ya que, «si realmente fuese una persona seria y asumiese todos los desastres que ha provocado en Utrera en sus ocho años de gobierno, tendría que haberse marchado a su casa, aunque eso significara perder su puesto de vicepresidente del Huesna -trabajo al que no acude ningún día-, además de los 1.000 euros mínimos que recibe cada mes del Ayuntamiento. Por eso no es el primero que le escucha decir al exalcalde que está mejor que nunca porque no tiene responsabilidad y encima gana más que antes».

Ignacio Aguilar asegura que Villalobos «sabe mejor que nadie en qué situación ha dejado las arcas municipales, cuánto dinero se debe a la empresa que gestiona la piscina cubierta, a la del centro de estancias diurnas, al transporte público, o a FCC por la recogida de basuras, además de los cuatro millones en facturas sin pagar que se abonarán mediante reconocimiento extrajudicial de crédito».

El que fuera alcalde de Utrera hasta el pasado mes de mayo «sabe mejor que nadie el caos que ha dejado en las obras cuya financiación está sujeta a subvenciones, de las cuales muchas será imposible justificar porque se pedían obras y subvenciones sin orden ni concierto». En este sentido, «no se han ejecutado muchas desde el año 2016, otras como la calle San Fernando desde 2015, y otras como las de La Vereda sin haberse avanzado prácticamente nada ya tiene un coste añadido de más de 400.000 euros, que no están contemplados ni en la subvención ni en el presupuesto, sencillamente porque el proyecto está mal hecho y no sabían ni dónde estaban las canalizaciones».

A juicio de los populares, «quizás Villalobos debería tener un poco más de reparo a la hora de utilizar a las personas más vulnerables en su propio beneficio y dejar de repetir que él dejó un albergue municipal funcionando y que el PP lo cerró. La realidad era una sala ruinosa de la antigua jefatura de la Policía Local, con unas personas que padecían distintas patologías y adicciones, encerradas allí durante unas horas del día, sin que el Ayuntamiento les procurase atención desde los Servicios Sociales ni les llevase siquiera comida». Por el contrario, «gracias a la gestión de los Servicios Sociales y a su actual delegada, Alba Padilla, hoy podemos decir que el 90% de esas personas han recibido la ayuda que les correspondía y ya no están en la calle, a excepción de alguna que no acepta ninguna opción».

Desde el Partido Popular «recomendamos a José María Villalobos que sea por una vez un político serio y reconozca sus errores, que son muchos y muy graves, al menos ante su militancia. Que no culpe al PP ni a Francisco Jiménez de su nefasta gestión y admita su tremendo fracaso al frente del gobierno y de su agrupación, cada días más mermada y con ausencias muy destacadas de personas que no comulgan ni con la ausencia de proyectos ni con los caprichos de quien pretende ser el eterno candidato, quizás porque sabe que fuera de la política, después de tantos años cobrando de la Diputación, lo puede tener un poco complicado».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *