La hermandad del Rocío de Utrera ultima los preparativos para su camino hacia la aldea almonteña

La hermandad del Rocío de Utrera ultima los preparativos para su camino hacia la aldea almonteña

En la mañana del martes 23, los rocieros iniciarán su peregrinación anual para encontrarse con la Blanca Paloma

Cuando el calendario religioso se acerca a Pentecostés, los rocieros de Utrera se preparan para emprender su camino anual a la aldea almonteña. Esa cita con los caminos está marcada a partir del martes, día 23, cuando la hermandad tiene prevista su salida de la ciudad.

En torno a 400 personas serán las que formen parte de una comitiva que iniciará su peregrinar a tierras onubenses tras la tradicional misa de romeros. La parroquia de San José, sede canónica de la corporación mariana, acogerá dicha eucaristía a las 8.00 horas.

A su término, sobre las 8.45 horas, el simpecado será entronizado en su carreta para que a continuación los romeros recorran el itinerario tradicional por el casco urbano de Utrera: avenida María Auxiliadora, Sevilla, Álvarez Quintero, plaza de Gibaxa, Clemente de la Cuadra, plaza del Altozano, plaza de la Constitución, La Fuente Vieja, plaza de Santa Ana, La Corredera, plaza de la Trianilla, avenida General Giráldez y avenida Alcalde José Dorado Alé.

Antes de salir de la ciudad, la hermandad habrá discurrido ante el ayuntamiento, habrá recibido el saludo de la hermandad de la Vera-Cruz en la iglesia de San Francisco, y habrá hecho otra parada en la capilla de Fátima.

Tras todo ello llegará el instante en el que los rocieros utreranos iniciarán su camino de cuatro días para llegar a El Rocío. Lo harán transitando por lugares como el paso en barcaza por el Guadalquivir en Coria del Río, junto a los pinares de Aznalcázar, por el vado del Quema, por Villamanrique de la Condesa, por la Raya Real y por el puente del Ajolí, alcanzando entonces la aldea.

Ya en El Rocío, los utreranos participarán en los distintos actos organizados por la hermandad matriz de Almonte, como la presentación ante la corporación anfitriona en la tarde del sábado, la misa pontifical el domingo por la mañana y el rosario de las hermandades en la noche del 28 de mayo, al tiempo que saludarán a la Virgen en la mañana del lunes.

Como en ediciones anteriores, los rocieros de Utrera no se situarán en su casa-hermandad, sino que el conjunto de la comitiva se asentará en unos terrenos de la calle Boca del Lobo. Allí permanecerán el fin de semana hasta emprender el camino de regreso a la ciudad, a donde tienen previsto llegar el jueves 1, al atardecer.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *