Cómo tener un agua de calidad en casa

Cómo tener un agua de calidad en casa

A nuestra casa llega agua que se trata en plantas potabilizadoras, pero, a pesar de ello, viene con impurezas y sustancias no deseadas como la cal.

Esta cal es un problema en muchas zonas de España, de manera que altera el sabor del agua, va atascando las tuberías, rompe los electrodomésticos, etc., aunque no hay que olvidar otros compuestos que salen por el grifo como el hierro, microplásticos o los nitratos.

Con un descalcificador podemos solucionar el tema de la cal

Un descalcificador de agua es la mejor solución para la cal, especialmente ahora cuando ya existen modelos compactos que se pueden meter en la parte de abajo de la encimera, cerca del contador de agua, con el fin de que toda el agua que entra en la vivienda vaya ya con poca cal.

Mediante un intercambio iónico, el agua que sale de esta máquina tiene una cantidad baja de cal, de manera que veremos que los grifos no se manchan, que no queda una costra blanca en los cazos al hervir agua, etc. Además, el coste de esta máquina se paga solo, pues gracias a ella los electrodomésticos, como el termo eléctrico, la lavadora, el lavavajillas, el hervidor de agua y todos aquellos que tengan que calentar agua durarán mucho más.

De hecho, notaremos que incluso los grifos dejarán de romperse y es posible que salga más agua cuando los abrimos, puesto que las tuberías se irán limpiando de cal poco a poco.

Gracias a la osmosis inversa beberemos agua de calidad

Si queremos beber agua de calidad en casa, podemos colocar un sistema de osmosis inversa, un aparato que se sitúa debajo del fregadero, poniendo un pequeño grifo que nos proporciona agua como la embotellada o incluso mejor.

Con la ósmosis, se eliminan los pesticidas, herbicidas, nitratos, metales pesados, bacterias, virus, etc., de manera que se consigue un agua pura y con un sabor natural que se destina a uso alimentario. También es un agua magnífica para los acuarios e incluso a la hora de ponerla en cafeteras o en las planchas, ya que elimina los depósitos de cal.

Es una buena idea instalarla junto a un descalcificador, puesto que ambas máquinas son compatibles. La de ósmosis nos dará un agua pura para beber o cocinar, mientras que el descalcificador proporciona grandes cantidades de agua sin cal con el fin de lavar, ducharnos, etc., cuidando los electrodomésticos.

En Groupsumi nos pueden ayudar

Escoger el descalcificador más adecuado no es sencillo, y lo mismo pasa con la máquina de ósmosis. De este modo, en Groupsumi nos pueden ayudar con la compra, ya que tienen una amplia selección de productos y una atención al cliente especializada.

Además, cuentan con los recambios y accesorios que necesitemos, lo que será importante a lo largo de la vida útil de ambas máquinas para mantenerlas de manera adecuada.

Aunque el agua que sale por nuestros grifos es potable, trae cal y sustancias que no deberían ir en ella, como los metales pesados o los nitratos. Gracias a los descalcificadores, y a la ósmosis, podemos tener una mejor agua de una forma sencilla y económica. 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *