El Papa sabio y el santo grial

El Papa sabio y el santo grial

Siendo el 31 de diciembre de 2022,  a la edad de 95 años, el papa emérito Benedicto XVI, ha muerto. Su corazón de padre de la iglesia ha silenciado su latir en la temporalidad de nuestra existencia humana y su alma está  en tránsito a la casa del padre para vivir con El, eternamente. La memoria, es la esperanza del recuerdo que hila la vida, la historia de la humanidad, y de nuestra santa madre iglesia.

Por vez primera, conocí al santo padre, en colonia, en la Jornada Mundial de la juventud, y mi mirada se fijo en el gran capitán que arribó en barco navegando por las aguas del Rhin.  El papa se hizo peregrino y salió a nuestro encuentro, tras las huellas de los reyes  magos de Oriente. Con la brújula mirando a la estrella de Belén, su gran corazón de padre  fue el pesebre elegido por el niño Dios en la manifestación de su epifanía.  Nos enseño  teología de rodillas y nos envolvió con  ternura y bondad  mostrando la actitud  del hijo de Dios.

¨Venimos a adorarlo ( mt 2,2 ) ¨-nos manifestó. Una  estrella alumbraba la presencia real del salvador del mundo, de nuestra humanidad y de todo lo creado. Como San José, apuntó con sabiduría al  sagrado corazón de Cristo, contemplando con ternura  a la virgen María , madre del redentor  y madre de nuestra vida.

Con humildad e inteligencia nos descubrió la estrella que brilla en nuestra conciencia, y nos alentó a continuar el camino y llegar hasta el final, iluminados por la Fé, hasta el encuentro con aquel rey, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.  Adorar es aprhender a ver y contemplar con los ojos de la fé, reconociendo en la figura de aquel niño al rey que buscamos, al Dios al que la estrella guía. El asombro nos tomó por sorpresa  en la contemplación del misterio de Belén, que se nos manifiestó en la fragilidad de un niño recién nacido.  Vimos el cielo abierto, y acogimos al eterno que  entró en nuestro tiempo, cubriendo el abismo entre lo finito y lo infinito. Hoy contemplamos el cielo en la tierra y la tierra en el cielo.

En aquellas mismas jornadas celebradas del 18 al 21 de agosto de 2.005, hemos celebrado el año de la Eucaristía, y tomando el caliz entre sus manos, en la celebración de la santa misa al igual que tomó el Santo Grial nuestro señor Jesucristo  en la ultima cena, el santo padre nos invitó a entrar de lleno en el  misterio del sacrificio redentor de Dios hecho hombre, y nos mostró a María, al pie de la cruz. El cuerpo y sangre de Jesús en el santo caliz, es el que fue formado por el espíritu santo en el vientre de la virgen María y ahora , en cada eucaristía que celebramos en la iglesia, su cuerpo está transfigurado. La primera devoción mariana es la eucaristía. María estaba y está ahí.

-Santo Padre, la belleza, el esplendor de la verdad nos ha conmovido,
Gracias por mostrarnos con sabiduría la medida del corazón de Cristo
Y conducirnos cara a la cara al encuentro con Dios.
¿ Qué puede salvarnos si no es el Amor ¿- nos interpeló el papa.
-Santo padre, su mirada penetrante encontró la estrella que alumbró La Navidad primera.

En esta nueva epifanía, el papa Benedicto  nos custodia en Dios  que se encarna y nace de nuevo en la iglesia, en cada uno de nuestros corazones y en el  magisterio del  papa reinante,  su santidad el papa Francisco.

Hoy es Navidad en la tierra y en el cielo le recibe  un sublime  Pedro ,su predecesor San Juan Pablo II, que a su vez prefecto le eligió. Le rendimos homenaje a su vida Santo Padre, con la actitud que nos enseño a los jóvenes  en las  JMJ,  San juan pablo II el magno:

Adorémosle solo a EL,  no tengáis miedo de mirarlo a El ¡
¨Mirad al señor¨
– ¿ Que veis?
– ¿ Es solo un hombre sabio?
No,
Es más que  eso.
-¿ ES un profeta?
Si , pero, es más aún.
– ¿ Es un reformador social?
Mucho más que un reformador social.  Mucho más .  Mucho más.
¨Mirad al señor con ojos atentos,  y descubriréis  el rostro  mismo de Dios.¨
Sólo El tiene palabras de vida eterna.
En El,  está oculto  el rostro de Dios.
Jesus  es la palabra que Dios tenía que manifestar al mundo.
Es  Dios mismo, que ha venido a compartir nuestra existencia, cada una.
Al  CONTACTO CON JESUS, DESPUNTA LA VIDA ¡
-Vosotros,  tenéis  sed de vida eterna?
Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

BUSCAD Y HALLAD EN QUIEN NO SOLO DA LA VIDA,

                                       SINO EN QUIEN ES LA VIDA MISMA.

                                                    Consuelo Gutiérrez Báez ( Hija de Jose Luis Gutiérrez Cuéllar )

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *