El paseo de Consolación, el oasis peatonal de Utrera

El paseo de Consolación, el oasis peatonal de Utrera

El alcalde valora positivamente «que la mayoría de los ciudadanos prefieran que el paseo sea peatonal por completo»

El paseo de Consolación es una de las calles más emblemáticas de Utrera. Es el rincón donde muchos utreranos han aprendido a dar sus primeros pasos, donde aprendieron a montar en bicicleta, donde dieron los primeros paseos con sus parejas o el lugar por el que andan cada día como tradición para llegar a las puertas del santuario de Consolación. Históricamente ha sido una de las vías más importantes de la ciudad y por ello cada utrerano tiene una opinión concreta de cómo debe de ser el paseo.

En el año 2017, el actual equipo de gobierno inició una transformación integral de este espacio, llevando a cabo una importante reforma en todos sus elementos. La idea fue desde el principio hacer del paseo un lugar aún más acogedor y tranquilo, para que así utreranos de todas las edades pudieran disfrutar de este lugar que, por su ubicación, ha sido siempre uno de los enclaves preferidos por los ciudadanos para disfrutar de su tiempo de ocio al aire libre.

Poco a poco, el diseño de esta zona dejaba entrever que los planes del gobierno municipal pasaban por restringir cada vez más el paso de vehículos a motor por el paseo. Todo ello está motivado también por el gran problema de tráfico que sufre Utrera, que tendrá que enfrentarse al igual que lo van a hacer el resto de ciudades españolas de más de 50.000 habitantes con la puesta en marcha de una zona de bajas emisiones en las que no puedan circular vehículos.

Así, después de cortar el tráfico en el paseo durante períodos concretos como los fines de semana, aprovechando también el receso que supuso la pandemia, el Ayuntamiento de Utrera decidió cortar de manera definitiva el tráfico en esta zona de la ciudad, que desde entonces se ha convertido en un oasis peatonal, en el que los utreranos pueden hacer deporte, caminar tranquilamente o disfrutar con los más pequeños de la familia de la seguridad que supone el hecho de que no puedan acceder al viario vehículos a motor. Con el objetivo de conocer cuál es la opinión de los utreranos con respecto a este asunto, Utrera Digital ha ido a caminar por el paseo y ha preguntado al azar a una serie de utreranos que en esos momentos estaban allí si prefieren un paseo peatonal tal y como está ahora o si les gustaba más como estaba tradicionalmente, abierto al tráfico de todo tipo de vehículos.

Encuesta

Se trata de una encuesta en cierta manera simbólica, donde los resultados no dejan de ser una anécdota, pero que han deparado cómo siete de los preguntados prefieren que el paseo siga siendo peatonal y otros tres de los que han participado en este curioso sondeo se inclinan por recuperar el tráfico en el paseo. Así, si nos permiten el atrevimiento, podríamos proyectar que el 70% está contento con la actual organización y el 30% echa de menos los coches.

«A mí me gustaría que pasasen los vehículos, una solución podría haber sido como han hecho en muchos lugares, que han puesto calles de un sólo sentido. Ahora hay que dar muchas vueltas, con lo cara que está la gasolina actualmente. Me gustaría que estuviese todo como estaba antes, lo han puesto muy moderno», explica una de las personas encuestadas a pie de paseo de Consolación. Por el contrario, otro de los participantes en el sondeo comenta que «lo veo bien cerrado al tráfico, es más seguro, por ejemplo, cuando vienes con tus nietos».

De forma parecida se expresa otro de los utreranos, asegurando que «el paso de coches genera una gran contaminación y es un peligro para las personas, a mí me gusta el paseo de Consolación como está, cerrado al tráfico». Un vecino que aprovecha también para denunciar cómo el espacio anexo al paseo, el parque de Consolación, «se podría vigilar mejor, porque muchas veces se cuelan los patinetes, siendo un peligro para los niños. Además, en varias ocasiones, yo mismo he denunciado la rotura de alguna tubería que vertía agua y no han venido a arreglarla».

Independientemente de las preferencias con respecto al tráfico rodado por el paseo, lo que sí es un sentimiento común por parte de la gran mayoría de los encuestados es la peligrosidad que supone el poco respeto por los peatones que tienen algunos ciclistas y usuarios de patinetes. «Por el paseo pasan los patinetes por todas partes, sorteando a la gente y a los niños», dice una de las personas preguntadas, a lo que se une este otro utrerano que asegura que «prefiero que el paseo esté cerrado al tráfico, por tranquilidad y comodidad de los peatones. Pero también pido que tengan cuidado las personas que van en bicicleta y en patinete, que tengan en cuenta que hay señales de tráfico que pone claramente que está prohibido circular en bicicleta fuera del carril bici».

La tranquilidad es la palabra más usada por las personas que están a favor de que el paseo siga siendo peatonal, asegurando por ejemplo que «prefiero que esté cerrado al tráfico porque vienen tanto personas a andar de manera diaria como familias con niños y bicicletas». O, como explica este otro utrerano, «es mejor que esté cerrado el tráfico, yo soy de los que vengo todas las mañanas y la verdad es que no me gustaría encontrarme coches. Lo que sí me gustaría es que abrieran los servicios públicos todos los días».

Una realidad que la ven de otra manera algunos vecinos de la zona, como una joven que asegura que «prefiero que el tráfico vuelva al paseo de Consolación, especialmente los días laborables, porque soy vecina de la zona y me supone más pérdida de tiempo encontrar aparcamiento».

Así, finalmente, hay algunos utreranos que lo tienen claro y apuestan por una opción híbrida que genere los mínimos inconvenientes para todos, como un utrerano que afirma que «en estos momentos me gusta más el paseo cerrado al tráfico. Creo que se disfruta más de este espacio de Utrera para correr, hacer deporte y que los niños vayan más tranquilos con su familia. A lo mejor se podría habilitar un acceso restringido a los vecinos durante un momento concreto del día para que aquellos vecinos que necesiten descargar, puedan hacerlo».

Valoración del alcalde

A raíz de esta encuesta callejera, el alcalde de Utrera, José María Villalobos, ha acogido positivamente las respuestas obtenidas. Afirma que «eso demuestra que la línea de trabajo que viene siguiendo el gobierno por recuperar espacios para los peatones es algo que acogen bien los ciudadanos». Comenta que «los cambios cuestan trabajo al principio, pero con el paso del tiempo se valoran de manera positiva».

En relación a aquellas personas que prefieren el tráfico rodado junto al paseo de Consolación, el regidor utrerano explica que «hay itinerarios alternativos en paralelo, como la avenida de Italia y la avenida del Ejército y su prolongación». Además, Villalobos asegura que «hay muy pocos espacios en la provincia y en Andalucía de este calibre, con un kilómetro de paseo, con la anchura que tiene, y con otros lugares adyacentes como el parque de Consolación y el del V Centenario, y la zona deportiva».

«Me alegro mucho de que los utreranos apuesten por un espacio peatonal amplio en el paseo de Consolación», ha señalado el alcalde, quien recuerda que «esa es la línea que se está marcando en todas las ciudades europea. Nosotros seguimos la tendencia que está funcionando en el conjunto del continente».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *