El fervor de un pueblo, en una Medalla de Oro para el mejor regalo de Don Bosco a Utrera [GALERÍA Y AUDIO]

El fervor de un pueblo, en una Medalla de Oro para el mejor regalo de Don Bosco a Utrera [GALERÍA Y AUDIO]

María Auxiliadora, arropada por una multitud en su procesión extraordinaria tras recibir la Medalla de Oro de la ciudad

En 1885 llegaba a Utrera la imagen de María Auxiliadora más antigua de España. Era el propio San Juan Bosco, fundador de los Salesianos, el que la envío a la ciudad en la que cuatro años antes había enraizado la primera semilla salesiana del país.

Desde entonces han pasado 137 años y el fervor ante esta devoción no ha parado de crecer en la localidad. Fruto de la importancia que la Virgen de Don Bosco tiene en Utrera ha sido la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad por parte del Ayuntamiento, por unanimidad y con el respaldo de miles de firmas y adhesiones de personas y colectivos.

Este sábado 29 era la fecha elegida para vivir un acontecimiento que ya está escrito con letras doradas en la historia de Utrera. Los utreranos –y numerosas personas llegadas de fuera del municipio- volvieron a dar muestras una vez más de la devoción que despierta María Auxiliadora. Las calles se llenaron para acompañar a la Virgen en una procesión extraordinaria que puso el colofón a una tarde-noche que tuvo su principal foco en la plaza Pío XII, donde se produjo el acto de imposición de la medalla al término de una solemne eucaristía.

La jornada comenzaba con la imagen de María Auxiliadora más antigua de España volviendo a pisar las calles de Utrera después de 41 años, ya que la última vez que lo hizo fue en 1981, cuando tuvo lugar su coronación canónica. Para preservarla, por ser la que es y representar para los Salesianos lo que significa, desde 1967 procesiona una réplica realizada por Francisco Buiza. Pero esta vez la ocasión lo merecía, y fue la talla enviada por Don Bosco la que presidió un acontecimiento que en pocas ocasiones puede vivirse.

El alcalde, José María Villalobos, le hacía entrega de la Medalla de Oro, que desde ahora portará en su paso procesional. Ante el aplauso del millar de personas que acudieron a Pío XII, se vivía el momento más destacado de una ceremonia en la que el secretario del Ayuntamiento daba lectura al acta de concesión y el primer edil utrerano recordaba que «lo que el Ayuntamiento ha hecho ha sido canalizar la devoción popular, el masivo apoyo a la solicitud de la Medalla de Oro para esta imagen, algo que ha tenido un respaldo prácticamente de todo el pueblo, y también el respaldo unánime de la corporación».

El director de la Casa salesiana de Utrera, Ramón Ronda, era el encargado de recibir el cuadro conmemorativo, al tiempo que comentó que este proyecto surgió en el marco del 125º aniversario fundacional de la asociación de María Auxiliadora. Además, tuvo palabras de recuerdo para Don Bosco, quien «nos hizo el mejor de los regalos. Hoy desde el cielo nos contempla con inmensa alegría porque sus palabras se han cumplido en Utrera: ‘Confiad en María Auxiliadora y veréis lo que son milagros’».

El coro juvenil del colegio acompañó musicalmente una eucaristía presidida por el delegado inspectorial de Pastoral Juvenil, Jordi Lleixà, quien explicó que «esta Medalla de Oro es la demostración del cariño a María Auxiliadora». De ella recordó los «momentos claves» en torno a su devoción: «su llegada en 1885, la erección canónica de la asociación de María Auxiliadora y su agregación a la archicofradía de Turín en 1896, la consagración de la ciudad de Utrera a María Auxiliadora en 1954, la coronación canónica en 1981, la inauguración del monumento en 2015 y, sobre todo, cada 24 de mayo en la salida procesional por las calles utreranas. Hoy añadimos a todos estos gestos de devoción la entrega de la Medalla de Oro de la ciudad». Además, señaló la «significación especial de Utrera para los Salesianos, por ser la primera ciudad en acogernos, y por ser el origen de la devoción a la Virgen que surgió en este municipio para extenderse por todo el país. El nombre de Utrera siempre irá ligado al de María Auxiliadora».

Al término de la eucaristía, a la que acudieron los miembros de la corporación, autoridades civiles y militares, representantes de los grupos de la familia salesiana, congregaciones religiosas y otros asistentes, comenzó una procesión extraordinaria que llevó a la Virgen por un recorrido histórico. Las hermandades utreranas y asociaciones de María Auxiliadora llegadas desde distintos puntos de Andalucía, junto a otros grupos y autoridades, formaron parte de un cortejo que en todo momento estuvo arropado por una multitud y que contó con el acompañamiento de la Asociación Musical Utrerana.

Con las calles engalanadas profusamente para la ocasión, la Virgen recibió el cariño del pueblo utrerano en forma de ofrendas florales, cantos, oraciones, petaladas, altares efímeros, vivas, saludos especiales a otras hermandades, repiques de campanas y un espectáculo de fuegos artificiales que puso el colofón a algo más de cuatro horas de procesión que dejó el mejor de los regustos en los paladares de los asistentes: el de haber compartido un momento irrepetible, un encuentro histórico con Ella, con el mejor regalo que Don Bosco le pudo hacer a Utrera.

En este enlace puedes escuchar la retransmisión de COPE Utrera (98.1 FM) acerca de esta histórica jornada

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *