Consejos de especialistas para mantener el bronceado tras el verano

Consejos de especialistas para mantener el bronceado tras el verano

El verano y la temporada de vacaciones han sido fundamentales para conseguir ese bronceado perfecto. Ahora bien, con la vuelta a la rutina y la progresiva bajada de las temperaturas el bronceado comienza a desvanecerse una vez más. Por eso, los especialistas en belleza y cosmética nos explican varios consejos y recomendaciones para prolongar al máximo el bronceado tras el verano. ¡Te decimos lo que nos han contado!

Conseguir ese precioso tono dorado y luminoso en la piel durante el verano puede resultar bastante complejo, sobre todo porque necesitamos pasar horas y horas tomando el sol —siempre, por supuesto, teniendo en cuenta las medidas necesarias para hacerlo de manera segura, como evitar las horas de mayor radiación y utilizar protectores solares—; ahora bien, mantener el bronceado no tiene por qué ser tan complejo. Y es que, tal como recuerdan los expertos, existen varios métodos que van más allá de las creencias populares, como la de comer alimentos de color naranja para lograrlo. Para los especialistas, lo más importante es tener en cuenta la temperatura del agua a la hora de ducharse. Explican que el bronceado va desapareciendo de manera progresiva tras cada ducha y aclaran que esto ocurre debido a que el agua demasiado caliente puede deshidratar la piel en exceso y provocar una descamación, lo que acelera el difuminado del bronceado hasta hacerlo desaparecer por completo.

Por ello, matizan, es fundamental que la temperatura del agua no supere los 37 grados. Es más conveniente que las duchas se realicen con agua templada. En caso contrario, es más que probable que en torno a un mes desde la última exposición al sol se haya perdido gran parte de la pigmentación adquirida, declaran. Ahora bien, esto no tiene por qué ser así, existen otros métodos que son igualmente útiles para ampliar ese precioso bronceado del verano. Por ejemplo, continuar exponiendo la piel a la radiación solar hasta que disminuyan las temperaturas. Otra solución es la de ingerir determinados alimentos, como por ejemplo, el salmón. El salmón es considerado como uno de los superalimentos más recomendados para la piel. Este pescado puede ayudarte a reparar la piel dañada por los radicales libres que genera el sol, es antiedad y mejora la luminosidad.

Pero no solo eso, de hecho, existen una gran cantidad de productos cosméticos que resultan muy útiles para prolongar al máximo el bronceado, como los que se fabrican en el laboratorio cosmético Académie. Ejemplo de ello son las cremas hidratantes y los aftersuns, los productos exfoliantes y los autobronceadores. La hidratación, continúan los especialistas, es clave en el mantenimiento del bronceado —tanto en el momento justo después de haber tomado el sol, como para su uso diario—. La exfoliación, así mismo, puede resultar muy útil en el proceso, a pesar de lo que se cree. Por último, y como no podía ser de otra forma, se encuentran los autobronceadores. Estos cosméticos, afirman los expertos, permiten tener la piel bronceada durante todo el año y son la mejor solución para las personas a las que no les gusta exponerse al sol o simplemente no pueden debido a su fototipo.

Los mejores productos para prolongar el bronceado el mayor tiempo posible

En el mundo de la cosmética y la belleza son muchos los productos que podemos encontrar. Una de las secciones más importantes en las principales tiendas y laboratorios especializados es la de solares. En ella se encuentran todo tipo de protectores, bronceadores, autobroceadores y afetersuns. Para el mantenimiento del bronceado los expertos recomiendan hacer uso de los aftersuns tras la exposición al sol, así como también de cremas hidratantes a diario. El aftersun es un producto que contiene la fórmula ideal para calmar, reparar e hidratar la piel tras haber tomado el sol, lo que evita las descamaciones. Este producto también puede ser utilizado a diario, independientemente de que se haya tomado el sol, o ser sustituido por cremas hidratantes. En cualquier caso, lo importante es mantener siempre la piel correctamente hidratada para que esté sana en perfecto estado. También, aclaran, es posible incorporar un aceite corporal para que la piel se vea más brillante.

Entre los productos más recomendables para mantener la piel bronceada destacan también los exfoliantes. A pesar de que se cree que estos aceleran la pérdida de la pigmentación y acaban con el bronceado, lo cierto es que actúan de manera opuesta, siempre y cuando se haga uso de exfoliantes suaves. En realidad, lo que hacen es que la piel se vea más lisa y luminosa, promoviendo una regeneración más rápida y eliminando las células muertas, pero sin afectar a la capa del bronceado. Los expertos recomiendan oxigenar los poros después de cubrirlos durante horas con todo tipo de productos y aconsejan que la exfoliación se lleve a cabo con cosméticos de base oleosa con acción enzimática y no mecánica, y que este se realice de manera suave.

Ahora bien, si existe un producto que permite prolongar al máximo el bronceado, ese es el autobroceador. Los autobronceadores ayudan a lucir una piel dorada tanto en verano como en invierno y en cualquier momento del año. Estos favorecen un bronceado artificial sin necesidad de tener que exponerse al sol, ahora bien con resultados muy naturales ya que las fórmulas han mejorado de manera considerable con el paso de los años. Tal como explican los especialistas, en los últimos años se ha mejorado la formulación de los autobronceadores para que la aplicación sea más fácil y uniforme, para que la absorción resulte más rápida y para que el tono sea más natural y luminoso, evitando el molesto efecto naranja de años atrás.

Cómo broncearse adecuadamente y evitar correr riesgos por la radiación solarAún quedan días de verano, tal como dice la canción de Amaral, por eso, todavía podemos tomar el sol y aprovechar los últimos momentos para broncear nuestra piel. Ahora bien, como recuerdan los expertos de Saludalia, es importante adoptar las precauciones necesarias para hacerlo correctamente. Los profesionales del sector de la salud nos aconsejan tener en cuenta el fototipo de nuestra piel y no sobrepasar el tiempo recomendado de exposición al sol. Explican que las personas solamente necesitan exponerse unos 15 minutos 2 a 3 veces por semana para producir la vitamina D que requiere el organismo, sin embargo, para broncearse se debe aumentar la frecuencia. Por este motivo, es imprescindible —declaran— hacer uso de protectores solares. También hay que evitar las horas de mayor radiación, que son de 12:00 a 16:00 horas, e hidratar la piel correctamente tras la exposición y en casa.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *