- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Israel, 6 destinos que tienes que conocer

La ciudad atrapada en el tiempo

Localizada en Jerusalén, la Ciudad Antigua, es un paseo que te transportará al pasado, seas o no creyente, es un sitio tan mágico y con una riqueza histórica tan impresionante que es imposible no emocionarse.

 Es la tierra sagrada para los judíos, los cristianos, y los musulmanes. Recorriendo sus callejuelas, entre los habitantes y los visitantes, podrás explorar sus cuatro barrios: el Cristiano, el Judío, el Musulmán y el Armenio.

Para acceder a la Ciudad, tienes que atravesar una de sus 7 puertas, en realidad son 8, pero la octava conocida como Puerta Dorada, se encuentra cerrada, porque, según la profecía judía, por este portón se espera que llegue el Mesías.

Los sitios imprescindibles para conocer en tus próximos viajes a Jerusalén son: el Muro de los Lamentos, el espacio sagrado donde se unen a rezar los judíos, la Explanada de las Mezquitas y la Cúpula de la Roca, para los musulmanes y la Iglesia del Santo Sepulcro y la Vía Dolorosa para los cristianos.

En los diferentes barrios también existe una gran cantidad de tiendas y locales gastronómicos para descansar y observar el movimiento diario de esta enigmática ciudad.

No te vayas de Jerusalén, sin visitar el Museo de la Historia del Holocausto, o Yad Vashem, ubicado en el Monte Herzl. Sus imponentes muros de hormigón, albergan un recorrido por la historia contada desde las experiencias de sus sobrevivientes, sus objetos y posesiones que permiten al visitante vivir una experiencia única.

Playa y buceo en Eilat

Si deseas disfrutar de aguas tranquilas, un poco de buceo explorando los arrecifes de coral y su variada fauna marina, Eilat es el centro turístico a orillas del Mar Rojo.

Con una amplia variedad de hospedaje, restaurantes y bares, como buen centro vacacional se destaca también por su vida nocturna.

Una noche en el Desierto de Aravá

A 35 km de Eilat, al sur de Israel y rodeado de montañas, se encuentra Aravá. ¿Has soñado alguna vez con dormir en el desierto? Esta es la oportunidad de hacerlo y vivir una experiencia inédita pasando la noche en cabañas y disfrutando de un cielo majestuoso.

La Fortaleza de Masada

A 440 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la Fortaleza de Masada, construida en el año 30 a.C. Ideal para hacer una excursión de un día. Te recomiendo recorrer sus miradores, subirte al teleférico y admirar la belleza de los restos arqueológicos de una antigua sinagoga, de baños romanos y de varios palacios y torres.

Mar Muerto

Es el mar mágico. Aquel que le impide a sus visitantes hundirse en sus densas aguas, debido a su alta salinidad, debe su nombre a la ausencia casi absoluta de formas de vida, a no ser por algunos microorganismos.

Ubicado a 410 m por debajo del nivel del mar, es un paseo bellísimo para realizar y conocer otros sitios de interés como las cuevas de Qumrán o la reserva natural de Ein Gedi, un sitio de manantiales y aguas termales bellísimo. Puedes hospedarte en Ein Bokek, una zona de hotelería a orillas del mar.

Tel Aviv

 Famosa por su modernidad y su agitada vida nocturna, Tel Aviv es la capital del estado.

 En su centro urbano se destaca la Ciudad Blanca, un barrio declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y un sitio interesante para recorrer.

 También puedes hacerte una escapada al barrio bohemio Neve Tzedek, para conocer y visitar galerías de arte de artistas locales, caminar por sus callejuelas coloridas, con murales y graffitis plasmados tanto en los muros, como en las puertas de algunos establecimientos. Descubrirás algunas tiendas de ropa vintage, y una variedad de lugares gastronómicos donde disfrutar del ambiente peculiar que transita por sus espacios.

Si lo tuyo son los mercados y las compras, puede visitar alguno de los varios Mercados que tiene la ciudad, como el Mercado del Carmel, donde podrás experimentar algunos platos típicos y respirar el aroma de las especias que se venden en los puestos característicos de la zona. Un sitio muy pintoresco para pasear.

Pero no todo es paseo cultural, también puedes ir a descansar a una de sus playas, a orillas del mar Mediterráneo. Puedes visitar, la Playa del Dophinarium, o ir al Paseo Marítimo y conocer ocho kilómetros de bellas playas, ideal para sentarse en uno de sus bares y disfrutar de un encantador atardecer.

Y no termina por ahí, esto son solo algunos de los paseos que podrás realizar. 

Si lo deseas, programa ya tu viaje a Israel, dependiendo de la cantidad de días que dispongas para visitarlo, puedes contratar diversas excursiones con guías que hablarán en tu idioma, lo que lo hace indispensable cuando de sitios históricos se trata. ¡Buen viaje!