La reurbanización de La Vereda, un proyecto que «recuperará espacios para las personas» y «mejorará la calidad de vida»

La reurbanización de La Vereda, un proyecto que «recuperará espacios para las personas» y «mejorará la calidad de vida»

El Ayuntamiento ha explicado que la primera fase de la obra no supondrá un problema de aparcamientos para los utreranos

Los modelos de ciudad van evolucionando como lo hacen los tiempos y ahora se apuesta por adaptar los espacios públicos para el disfrute de los vecinos. En esa línea de trabajo está avanzando el Ayuntamiento de Utrera, con proyectos que permitan transformar el municipio en beneficio de las personas.

Un ejemplo de ello es la reurbanización de las avenidas María Auxiliadora y San Juan Bosco, que se acometerá en los próximos meses para dar una nueva imagen a la principal arteria de circulación de la localidad. Conocida popularmente como La Vereda, la intervención que se prevé en esa zona «pretende recuperar espacios para los ciudadanos, ampliando las aceras y creando nuevas plazas y lugares de esparcimiento». Lo ha explicado a Utrera Digital la portavoz del gobierno municipal, María José Ruiz, quien ha recordado que esa importante actuación se enmarca en el plan de movilidad urbana que viene desarrollando el Consistorio desde el año 2015. La puesta en servicio del nuevo transporte urbano, el desarrollo de una amplia red de carriles bici, la recuperación de la zona azul y el ‘Metrominuto’ son otras actuaciones que van en la misma línea, a lo que se une el proyecto de ciudad inteligente que también se ha ideado en Utrera, con la instalación de estaciones ambientales, radares pedagógicos, sensores de aparcamiento,… que quieren facilitar los desplazamientos de los utreranos y mejorar su calidad de vida.

Además, una población como Utrera, con más de 50.000 habitantes, está obligada al establecimiento de una zona de bajas emisiones, que fundamentalmente ocupará el casco histórico de la localidad. En este sentido, la reurbanización que se plantea en La Vereda tiene que ver también precisamente con ese planteamiento, ya que pretende convertir a dichas avenidas en «una vía rápida que permita que el tráfico sea mucho más fluido, sirviendo de frontera con esa zona de bajas emisiones».

La intención del Ayuntamiento es «transformar La Vereda en algo similar a lo que ahora es el paseo de Consolación, pero permitiendo la circulación de los vehículos». En este sentido, se prevé la plantación de árboles en amplios parterres, junto a flores y arbustos, «que mejora su crecimiento y hace que esa zona sea paisajísticamente más atractiva. Además, se logrará mejorar la calidad ambiental de la principal arteria de circulación de Utrera, haciendo posible que sea un espacio más amable para los peatones».

El proyecto global se ha dividido en seis fases, para mejorar su ejecución. Ahora se actuará tres de esos tramos, gracias a una subvención de 2,3 millones de euros de fondos europeos que ha conseguido el Ayuntamiento de Utrera a través del gobierno central, y que se completarán con 800.000 euros de aportación municipal. En concreto, las obras llegarán en primer lugar al espacio comprendido entre la calle Molares y la calle Doña Marcela, ya que «presenta importantes problemas de accesibilidad y es un tramo por el que discurren cada día muchas personas». Posteriormente se intervendrá entre las calles Ceballos y Virgen de Consolación, porque «hace décadas que no se actúa en esa zona, está en mal estado y los árboles se encuentran en muy malas condiciones, lo que nos lleva necesariamente también a plantar nuevos árboles».

Así, una vez culmine el proceso de licitación en el que actualmente se encuentra el proyecto, las máquinas llegarán en primer lugar al espacio situado más al sur. «Es una zona que cuenta con dos bolsas de aparcamiento, como son la del Matadero y la de la antigua plaza de toros, que están muy próximas a La Vereda, con lo cual el problema de los estacionamientos está resuelto», explica Ruiz, quien recuerda que «es necesario eliminar las actuales plazas de aparcamiento que hay en esa parte de La Vereda para poder ampliar las aceras y resolver el problema de accesibilidad».

No será hasta que finalice esta parte de la obra, «al menos hasta dentro de un año aproximadamente», cuando comience a desarrollarse la otra fase. Así pues, «se están estudiando soluciones de aparcamiento con nuevas bolsas, además de la que ya existe en el solar del antiguo supermercado Champion». En cualquier caso, con esta transformación de La Vereda, «se incrementarán los espacios de carga y descarga, que es algo que beneficiará a los comerciantes».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.