La hermandad del Rocío de Utrera se prepara para emprender su camino a la aldea tras dos años

La hermandad del Rocío de Utrera se prepara para emprender su camino a la aldea tras dos años

Los caminos que van hacia El Rocío volverán este año a reencontrarse con los romeros. Tras dos años sin celebrarse la romería debido a la pandemia, esta primavera sonarán de nuevo la flauta y el tamboril. Ante la esperada cita de Pentecostés, la hermandad de Utrera se prepara ya para emprender una peregrinación muy especial.

Será el 31 de mayo cuando los utreranos salgan de la ciudad hacia tierras almonteñas. Lo harán con una comitiva de 300 personas y una veintena de carriolas que acompañarán a la carreta del simpecado. Tras la misa de romeros a las ocho de la mañana, aproximadamente una hora más tarde del cortejo saldrá de la parroquia de San José para recorrer diversos espacios del centro de la ciudad antes de dejar atrás el asfalto y los adoquines. Será entonces el momento en el que los rocieros utreranos iniciarán su camino de cuatro días por lugares como el paso en barcaza por el Guadalquivir en Coria del Río, por el vado del Quema, por Villamanrique de la Condesa, por la Raya Real y por el puente del Ajolí, antes de alcanzar finalmente la aldea. La única novedad de la peregrinación se vivirá el miércoles, cuando tradicionalmente pernoctan en los pinares de Aznalcázar, cambiando dicho enclave este año por el conocido como ‘cortafuegos de Aznalcázar’, donde el acceso por los servicios de emergencia es más rápido.

Ya en El Rocío, los utreranos participarán en los distintos actos organizados por la hermandad matriz de Almonte, como la misa pontifical el domingo por la mañana y el rosario de las hermandades en la noche del 5 de junio, al tiempo que saludarán a la Virgen en la mañana del lunes. Mención aparte merece la presentación ante la corporación anfitriona, a las puertas del santuario, el sábado sobre las 18.30 horas, cuando la carreta de Utrera compartirá espacio con la de Linares, que se estrena como hermandad filial siendo amadrinada por la entidad utrerana.

Como en ediciones anteriores, los rocieros de Utrera no se situarán en su casa-hermandad, sino que el conjunto de la comitiva se asentará en unos terrenos de la calle Boca del Lobo. Allí permanecerán el fin de semana hasta emprender el camino de regreso a la ciudad, a donde tienen previsto llegar el jueves 9, sobre las 20.00 horas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.