Un importante trocito de la historia local, en un libro que este jueves ve la luz gracias a la Fundación Caja Rural de Utrera

Un importante trocito de la historia local, en un libro que este jueves ve la luz gracias a la Fundación Caja Rural de Utrera

Se trata de un proyecto que girará en torno a los marqueses de Casa Ulloa y los condes de Vistahermosa

Las instalaciones del Hospital de la Santa Resurrección acogen este jueves el acto de presentación de un nuevo libro que repasa un importante trocito de la historia local. Es posible gracias a la Fundación Caja Rural de Utrera, que está tras la edición de una obra titulada ‘Los marqueses de Casa Ulloa y condes de Vistahermosa. Una familia que hizo historia (Utrera 1641-1914)’.

El historiador utrerano Eduardo González de la Peña es el autor de este trabajo que verá la luz en una cita programada a las 20.00 horas. En esta convocatoria intervendrá el también historiador y miembro de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, el utrerano Pedro Sánchez Núñez. El libro cuenta con un prólogo que ha sido escrito por Esteban Torres de Silva, el actual marqués de Casa Ulloa.

Una vez más, la Fundación Caja Rural de Utrera apuesta por la divulgación de la cultura y de la historia de la ciudad, impulsando la edición de una obra que navega a lo largo de varios siglos por las vidas de los representantes más destacados de dos importantes familias que han sido cruciales para entender la personalidad de Utrera.

Los marqueses de Casa Ulloa y los condes de Vistahermosa son en realidad dos ramas de una misma familia, que se vieron unidas a través de los diferentes títulos. Tal y como explica el propio autor de este nuevo estudio histórico, «llegaron a Utrera a comienzos del siglo XVII, y desde el principio se implicaron de una manera muy destacada en todos los ámbitos de la vida local, dejando siempre una impronta muy destacada, participando en el gobierno municipal, hermandades y todo tipo de entidades».

El libro comienza dibujando la Utrera del siglo XVII, iniciando su relato en el año 1641, y a lo largo de sus páginas los lectores podrán recorrer muchos momentos importantes en la vida de esta familia, como el instante en el que Carlos IV se alojó en casa de Benito de Ulloa, o cuando los condes de Vistahermosa sentaron las bases para la creación del toro bravo e incluso cómo la casa Ulloa fue fundamental a la hora de formar la tropa que después se convertirían en los garrochistas de Bailén. Una familia que también dejó su huella propiciando numerosas obras de caridad y que serían también los responsables de la llegada a Utrera de dos instituciones sin las que no se puede entender la historia de la ciudad, como fueron los Salesianos y las Hermanas de la Cruz.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.