¿Cómo taladrar azulejos?

¿Cómo taladrar azulejos?

Tener un bonito espacio con azulejos nuevos es deseado en muchos hogares. Una vez logrado, la misión es mantenerlo lo más cuidado posible. En este sentido, en portales online como Bricopico puedes encontrar las mejores opciones de taladros para trabajar en esos materiales con la mejor relación calidad/precio del mercado actual.

La idea es llevar a cabo los arreglos indicados sin dañar el decorado. Para nadie es un secreto el alto precio del material. En este sentido, para hacer el orificio de la forma más simple y segura posible, lo recomendable es seguir algunos consejos.

Debes elegir adecuadamente la broca del taladro

Cuando el esmalte del azulejo se rompe quiere decir que algún procedimiento no se llevó a cabo adecuadamente. Puede deberse a una broca demasiado grande para el espacio.

Igualmente, no es recomendable comenzar a taladrar con el modo percutor porque es más probable que se rompa el material. Ambas acciones provocarán el daño de los azulejos o al menos dejarán un rayón.

Los fabricantes de azulejos recomiendan usar una broca máxima de 6 milímetros. En caso de necesitar un orificio más grande, debe iniciarse la prospección una broca de 5 o 6 y cuando se haya perforado el material puede comenzar a agrandarse el calibre.

Del mismo modo, es esencial tener una broca de punta reforzada tipo widia. Es fácil de encontrar en cualquier tienda especializada. Por su parte, si el esmaltado es de porcelana, se puede encontrar una broca especial para ese material.

Trucos infalibles para taladrar un azulejo

El detalle inicial es la elección de la broca; cuando se consigue la indicada, es momento de poner en marcha algunos trucos. Para comenzar, con un rotulador se marcará el punto a perforar. Por supuesto, debe usarse uno para borrarse al terminar el trabajo.

Si el trabajo se lleva a cabo en lavabos o una cocina, debe tomarse las medidas de seguridad recomendadas para evitar tocar algún conducto o cable. Cuando se conoce el punto exacto es momento de realizar el “puntado” con un punzón.

Para ello, es ideal un destornillador de estrella y un martillo. Debe posicionarse sobre la cruz marcada y comenzar a dar algunos golpes secos, pero de manera cuidadosa. La misión es partir el esmalte únicamente en la zona marcada.

¡Deben evitarse los rayones!

Si la broca se resbala puede provocar rayones indeseados en los azulejos; lo mejor para evitarlo es aplicar sobre la zona ya puntada y comenzar con movimientos lentos. Por supuesto, la perforación no puede iniciarse en modo percutor.

Para cambiar el modo debe esperarse pasar de la zona esmaltada. Una vez se haya establecido la base del orificio, es momento de terminar de realizar el trabajo. La cinta de carrocero también es perfecta para evitar el resbalamiento de la broca.

Finalmente, es esencial disponer de la ayuda de profesionales en el sector; tienen más experiencia y son menos los riesgos de dañar el material o rayarlo. Como resultado, se obtendrá un trabajo limpio y sin consecuencias negativas. De esa manera, no te arrepentirás del trabajo.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.