¿Cuáles son las mejores opciones para invertir en ETFs?

¿Cuáles son las mejores opciones para invertir en ETFs?

Los ETFs o fondos cotizados en bolsa son productos financieros en alza: cada vez es mayor el número de inversionistas que opta por ellos

Los ETFs están compuestos por cestas de valores y cada participación representa una cartera de acciones, que imita la formación del índice al que hace referencia. No son fondos de inversión tradicionales ni acciones, pero tienen puntos en común y su rentabilidad y variedad son muy interesantes.

En información y guías sobre los ETFs el portal de referencia es Inversiones24 y con su ayuda vamos a proporcionarte en este artículo algunos consejos imprescindibles para saber más sobre esta alternativa de inversión y poder elegir los fondos que más se adaptan a tus necesidades y capital.

Características principales de los ETFs

Lo primero que debe saber un inversionista que desee iniciarse en el conocimiento de los ETFs es que se trata de instrumentos financieros que operan en Bolsa, al igual que lo hacen las acciones. Su gestión es pasiva y pueden ser adquiridos o vendidos sin necesidad de esperar al cierre de mercado.

El inversionista puede conocer el valor liquidativo de los ETFs al cierre de la sesión, aunque pueden ser contratados durante toda la sesión bursátil, como pasa con las acciones.

Algunos de los ETFs más populares tienen un objetivo de rentabilidad general, exclusivamente bursátil o inmobiliario. Entre otros destacados están los que buscan dividendos (flujo regular de caudales) o una evolución similar a la del índice Ibex 35 (Índice de la Bolsa de Madrid).

En la actualidad, existen miles de ETFs en el mercado, ofreciendo una amplia gama de alternativas para invertir y el proceso de inversión y retiro es sencillo.

En qué tipos de ETFs puedes invertir

Tradicionales, apalancados, inversos y ultrainversos son los principales tipos de ETFs que debes conocer antes de empezar a invertir. 

Los tradicionales se caracterizan por reproducir el comportamiento del índice de referencia, con lo que su rentabilidad llega al subir el mercado.

Los apalancados son más arriesgados al duplicar o triplicar la exposición al del índice. Sin embargo, su beneficio potencial también puede ser mucho más grande.

Los inversos son fondos que reproducen el comportamiento opuesto al índice de referencia. De este modo, su rentabilidad es alcanzada cuando el mercado cae, al contrario que los ETFs tradicionales.

Por último, los ultrainversos, también conocidos como inversos apalancados, resultan ser una mezcla de los apalancados e inversos. Se trata de fondos cotizados en bolsa que duplican o triplican el comportamiento opuesto al del índice. Tienen también más riesgo y mayor potencial de beneficio.

Las elecciones que debes tomar al invertir en ETFs

En 2022 hay departamentos de inversiones para ETFs en muchas empresas, especializados en asesorar a una gran variedad de clientes. Para aquellos que deseen invertir en empresas del «mundo real» (por ejemplo, restaurantes, tarjetas de crédito y casinos), existen ETFs especializados en estos sectores, con muchas posibilidades y rentabilidades nada desdeñables.

La elección entre los ETFs, acciones o bonos es libre: cada inversión puede decidir según sus intereses qué instrumentos financieros son los más adecuados a sus objetivos.

En España, Bankinter es uno de los bancos más destacados que ofrece todo tipo de ETFs, con acceso desde plazas extranjeras y la posibilidad de manejar una gran variedad de monedas.

Antes de invertir en ETFs debes tener claro por qué lo haces, cuáles son tus objetivos y cuánto tiempo planeas mantener el capital. La inversión en ETFs puede resultar más o menos similar a la contratación de un seguro: ambas sirven para proteger los activos del inversionista si sucede alguna contingencia (en este caso, bursátil o económica), pero no generarán un crecimiento directo y considerable del capital inicial.

Si tu finalidad es alcanzar un nivel de riesgo deseado y protegerte de una caída del índice (por ejemplo, el Ibex 35), los ETFs son un instrumento muy adecuado e idóneo para tus intereses. En cambio, si buscas un crecimiento superior al del índice bursátil objetivo, quizá deberías considerar basar tu inversión en otro instrumento financiero.

Si consideras invertir en ETFs con un nivel de riesgo determinado, has de decidir entre una inversión a corto, medio o largo plazo. En todos los casos, debes ser cuidadoso. Para los inversionistas a largo plazo, las ETFs pueden ser muy útiles como herramienta de equilibrio del portafolio.

En resumen, los ETFs ofrecen muchas opciones interesantes a inversores de todos los tipos, incluso a quienes se inician en el mercado financiero. Si tus objetivos inversionistas son claros y tu riesgo es conocido, estas herramientas financieras pueden ser muy útiles. Sin embargo, si no tienes la experiencia necesaria para seleccionar ETFs adecuadas a tus objetivos inversionistas, la mejor medida es que acudas al asesoramiento profesional. Un experto en ETFs con experiencia contrastada sabrá aconsejarte qué tipo de fondo elegir y cuánto capital debes invertir para obtener tu objetivo soñado.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.