Sergio Bruque: «Somos jugadores no profesionales, no cobramos y nos costeamos los viajes»

Sergio Bruque: «Somos jugadores no profesionales, no cobramos y nos costeamos los viajes»

A pesar de contar con los mínimos recursos económicos para afrontar las temporadas, el Club Voleibol Utrera ha logrado dos ascensos en dos años

El voleibol ha sido históricamente un deporte que le ha dado muchas alegrías a Utrera, y también del que han surgido grandes deportistas. La última fue la conseguida la pasada temporada cuando el Club Voleibol Utrera ascendió a la liga de plata del voleibol nacional, además de proclamarse campeón de la Primera División Masculina, después de cerrar una grandísima campaña con unos espectaculares números: 24 triunfos en 24 encuentros.

Un equipo con un corto recorrido pero con una andadura brillante, que en el año 2019 comenzó a dar sus primeros pasos, conquistando la Primera División Andaluza, donde realizó un magnífico papel sin conocer la derrota en ninguno de sus encuentros. Resultados que avalan la trayectoria del equipo de voleibol utrerano masculino que compite a más alto nivel. Actualmente, el Club Voleibol Utrera afronta una temporada muy diferente en lo deportivo, en una liga donde se encuentran equipos muy potentes radicados en grandes ciudades de España. Inmersos en la Superliga-2, con muy pocos recursos económicos para afrontar esta costosa categoría, el capitán Sergio Bruque analiza el recorrido del equipo local, que actualmente ocupa el octavo puesto del grupo A de la Superliga-2.

¿Qué balance hace de las trece jornadas de competición?

Es una temporada de aprendizaje en la que hemos demostrado que tenemos suficiente nivel para competir en la categoría. Aunque está siendo un poco complicada por la COVID-19, las lesiones y en el aspecto económico, nos hemos dado cuenta de los recursos que nos van haciendo falta para afrontar con mayor calidad la temporada. De todas maneras el balance es positivo porque de momento a falta de siete jornadas para que finalice la liga regular, hemos logrado el objetivo de la permanencia.

¿Cómo está siendo la experiencia del equipo en Superliga-2?

Sumábamos dos campañas sin perder ningún encuentro y este año las derrotas están abundando en nuestros resultados, pero afrontamos la temporada con ilusión ya que estamos en Segunda División, dando lo máximo de nosotros en cada encuentro para conseguir la victoria. Sabemos que todo pasa por hacernos fuertes en casa, en Vistalegre, ya que en los partidos a domicilio desgraciadamente no vamos con el equipo titular por motivos laborales.

¿Qué dificultades os estáis encontrando en la categoría?

Básicamente todo se resume en dificultades económicas. Somos un buen equipo a pesar de entrenar menos días de lo que nos gustaría. Solo tenemos la posibilidad de entrenar tres días a la semana. A nosotros nos gustaría contar con cuatro días de entrenamientos semanales. Además, los viernes tenemos que ejercitarnos en conjunto con el equipo de balonmano, entiendo que ellos, también necesitan su espacio de entrenamiento, pero nosotros jugamos en una pista y las dimensiones son muy importantes. También se suma que tenemos que viajar el mismo día del partido, y todo se resume al aspecto económico porque  no creo que las dificultades venga a nivel táctico y técnico.

¿Cree que se le da más prioridad a otros deportes en la localidad?

Sí. Sabemos que el voleibol es un deporte minoritario, pero yo me quejo mucho de tener un pabellón compartido siendo la entidad local que milita en la más alta categoría. Echo de menos más atención y más facilidades para poder desarrollarnos ya que el nivel de la categoría así lo exige.

Somos todos jugadores no profesionales, no cobramos y nos  costeamos todos los viajes. Nuestro rivales solo se dedican exclusivamente al voleibol. Somos el equipo con menos presupuesto y quizás con menos físico. Por lo tanto, tenemos que desarrollar un poco más las cualidades técnicas y tácticas pero con tres días de entrenamientos, dos horas cada día, es complicado. Lo que a mi más me agrada es que somos un grupo de amigos, que hemos conseguido llegar muy lejos, buscándonos la habichuelas y tirando de corazón en lo que hacemos. Esto me enorgullece más que jugar en Superliga 2 porque si estuviéramos en Primera División estaría igual de orgulloso de este equipo.

Al inicio de temporada se marchaba el técnico Flavio Calafell y llegaba el nuevo míster Ángel Ocaña. ¿Qué tal os encontráis con el nuevo entrenador?

Es una temporada de cambios. Ángel viene de la cantera y nuestro proyecto es de tirar de gente del club. En este sentido, Ángel era el adecuado para el puesto. Lo está haciendo muy bien, y estamos aprendiendo. Lo que no podemos pretender es conseguirlo todo en una temporada, porque lo que logramos en los últimos dos años, era un proyecto para alcanzarlo en cuatro o cinco años. Pero nos queda mucho recorrido, la próxima temporada será mucho mejor. Y tenemos que conseguir que Ángel se convierta en un buen entrenador y que lidere el proyecto.

¿Qué momentos destacaría por ser especialmente bonito?

Las victorias que hemos logrado en casa, en un pabellón de Vistalegre lleno. Poder compartir nuestros logros con la afición.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.