Las históricas barandas de la parroquia de Santiago vuelven a la vida

Las históricas barandas de la parroquia de Santiago vuelven a la vida

Ya han comenzado los trabajos de reparación y recuperación de estas piezas, muy deterioradas con el paso de los años

El entorno de la parroquia de Santiago el Mayor cuenta con una serie de barandas de hierro de fundición que fueron instaladas en la reurbanización de sus porches, un espacio urbano que fue creado en 1892, por Enrique de la Cuadra. Este utrerano, que fue el responsable de diseñar la Utrera moderna, planteó la actual ordenación de esa zona para permitir la accesibilidad al templo tras la amplia restauración a la que sometió el edificio.

Con el paso del tiempo, parte de las citadas barandas presentan un deterioro importante, habiéndose incluso perdido algunas partes. Ahora esa situación comienza a formar parte del pasado, con el inicio de los trabajos de recuperación.

Con motivo de un temporal registrado en 2018, se desprendió una parte significativa de dicha barandilla, que facilitaba la entrada hacia la sacristía. A ello se une que al resto del antepecho, desde hace muchos años, le faltan balaustres, provocando que la distancia entre ellos sea peligrosa. Precisamente para evitar caídas, estas aberturas fueron remediadas cosiéndolas con alambres, provocando una contaminación visual que desdice mucho la categoría del monumento.

Algunas de las actuaciones que ya han comenzado son de tipo correctivo, mientras que otras son de carácter preventivo. En concreto, están contempladas reparaciones con soldaduras, así como la sustitución de algunos balaustres por otros nuevos sacados de fundición con moldes.

Esta actuación se enmarca en un proyecto de mayor envergadura que está permitiendo restaurar distintos espacios de dicho templo, declarado bien de interés cultural desde 1977. Para ello, el Ayuntamiento está aportando una subvención, que se suma al presupuesto del Arzobispado para cubrir el resto de la cuantía que es necesario invertir.

Como contraprestación a la subvención municipal, la parroquia se compromete a abrir sus puertas para la visita de los ciudadanos, con el objetivo de que se ofrezca como un recurso turístico más de la ciudad. Además, el templo se pone a disposición para acoger el desarrollo de actividades culturales.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.