Los trabajadores utreranos de la sanidad pública redoblan esfuerzos para hacer frente a la sexta ola de la pandemia

Los trabajadores utreranos de la sanidad pública redoblan esfuerzos para hacer frente a la sexta ola de la pandemia

Según ha podido saber Utrera Digital, muchos trabajadores de los centros de salud se han contagiado de COVID-19 y siguen teletrabajando desde casa atendiendo telefónicamente a sus pacientes

La sexta ola de la pandemia del coronavirus y la ya más que conocida variante Omicron están llevando a un grado de saturación muy elevado a los centros de salud de todo el país, por lo que la situación que se está viviendo en Utrera no es ni mucho menos una excepción. El alto número de positivos que se están registrando en las últimas semanas, unido al resto de dolencias habituales, está generando muchas dificultades al personal sanitario, un sector que ya viene acumulando muchos problemas desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, por lo que en cierta manera llueve sobre mojado.

Es habitual que los ciudadanos tengamos poca empatía y no solamos ser capaces de ponernos en el lugar de los demás, razón por la cual en demasiadas ocasiones pecamos de egoísmo y sólo nos fijamos en los aspectos negativos. Es decir, nos fijamos por ejemplo en que los centros de salud en Utrera están en muchos casos colapsados y en el hecho de que quizás llamamos y no nos cojan el teléfono a la primera.

Pero habitualmente la realidad es mucho más compleja, ya que según ha podido saber este medio de comunicación, la COVID-19 también está haciendo estragos en las plantillas de los profesionales de los centros sanitarios de nuestra ciudad, un aspecto que está complicando aún más la situación. Todo ello en un contexto en el que las administraciones competentes no han reforzado unos equipos de trabajo que están siendo sometidos a una tremenda presión desde hace muchos meses.

De esta manera, los profesionales de la sanidad de Utrera han vuelto a demostrar la gran valía que atesoran, ya que sabemos a ciencia cierta que la gran mayoría de los que se han contagiado de la enfermedad en las últimas semanas se han negado a solicitar la baja laboral y se encuentran en estos momentos aprovechando el confinamiento obligatorio que tienen que guardar para teletrabajar desde casa, atendiendo telefónicamente a los pacientes, para en la medida de los posible tratar que se no se noten estas bajas. Muchos de estos enfermeros, enfermeras y médicos están incluso realizando este trabajo sobreponiéndose a algunos molestos síntomas de la enfermedad como puede ser la fiebre.

Una vez más, los trabajadores de la sanidad pública, están volviendo a demostrar que están muy por encima de las circunstancias que estamos viviendo, por lo que la tarea de los ciudadanos debe ser la de proporcionarles el reconocimiento que merecen y hacerles su trabajo lo más cómodo posible.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *