Una misa en Santa María recordará la inolvidable figura de Rafael Vicente García Pérez, ‘Rafaelín de la Cruzcampo’

Una misa en Santa María recordará la inolvidable figura de Rafael Vicente García Pérez, ‘Rafaelín de la Cruzcampo’

La parroquia de Santa María de la Mesa va a acoger este martes, a las 19.30 horas, una misa en memoria del conocido y querido utrerano Rafael Vicente García Pérez, ‘Rafaelín de la Cruzcampo’, quien falleció el pasado 24 de enero a la edad de 82 años.

La familia García Freire ha querido hacer este anuncio para que todas aquellas personas que así lo deseen puedan acudir a la misa para recordar la inolvidable figura de Rafael, una persona muy querida en todos los ámbitos de la ciudad y que hizo mucho por el buen nombre de Utrera. Rafael falleció en un momento en el que las restricciones y los aforos eran muy limitados, por lo que son muchas las personas que no pudieron despedirse de él como se merecía. Por ello la familia ha querido organizar este acto, para que todos los amigos de Rafael puedan tener un sentido recuerdo ante un hombre irrepetible.

De buen carácter, afable y gran sentido del humor, este utrerano estaba enamorado de su ciudad, donde siempre colaboró con numerosas causas e iniciativas benéficas. El destino quiso que Rafael fuera la mejor campaña de marketing posible para Cruzcampo en Utrera, aunque en su adolescencia sus energías las volcaba en un campo de fútbol.

Magnífico jugador de fútbol, Rafael perteneció durante cinco temporadas al Club Deportivo Utrera y, en su etapa de juvenil, varios equipos de Primera División, como el Sevilla F.C., el Real Betis o el Atlético de Madrid, estuvieron interesados en ficharlo. Las lesiones y el servicio militar truncaron su futuro como futbolista.

Justo cuando terminó sus estudios en los Salesianos, a la edad de 16 años, Rafael comenzó a trabajar con su tío en Cruzcampo. Al principio acompañaba el reparto llevando las cuentas, una labor que se realizaba en un carro tirado por mulos o caballos. Después comenzó a encargarse personalmente de surtir a los bares, tiendas y supermercados de la mercancía, una vez que pudo sacarse el carné de conducir. Desde entonces no hizo más que crecer el nombre de Cruzcampo en Utrera, unido a su tesón y a su capacidad de trabajo.

Su empresa ha estado siempre muy cercana al carácter utrerano y siempre ha colaborado en todo tipo de actividades que se organizan en la localidad. El Potaje Gitano, la Feria de la Tapa o innumerables acontecimientos deportivos han sido posibles gracias al apoyo económico que ha brindado durante años Cruzcampo. Este carácter comprometido ha propiciado que la figura de Rafael haya sido reconocida en numerosas ocasiones: homenaje de los industriales de Utrera, la Guardia Civil, los Antiguos Alumnos Salesianos y el Mostachón de Oro.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *