Un llamamiento en Utrera a construir «nuevas masculinidades» para erradicar los comportamientos machistas y violentos

Un llamamiento en Utrera a construir «nuevas masculinidades» para erradicar los comportamientos machistas y violentos

La lectura de un manifiesto y un minuto de silencio han marcado el Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

La ciudad de Utrera ha conmemorado un año más el Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Como cada 25 de noviembre, se ha mostrado el rechazo más enérgico a este tipo de comportamientos, que ya se ha llevado por delante la vida de 37 mujeres y cinco menores en España en lo que va de 2021.

La jornada ha estado marcada por una doble convocatoria en torno al ayuntamiento. A las puertas del edificio se ha guardado un minuto de silencio, en recuerdo de todas las personas que han sido asesinadas por este tipo de violencia. Además, en el salón de plenos, se ha celebrado una sesión plenaria extraordinaria para dar lectura al manifiesto redactado por el consejo local de la mujer.

Manifiesto con motivo del Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

«Un año más nos reunimos con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género y, un año más, nos enfrentamos a cifras escalofriantes. Como en años anteriores, desde este Ayuntamiento queremos unirnos a los millones de personas que en cada país dedican su esfuerzo y compromiso en esta lucha agotadora, que parece no cesar y que cada año nos golpea, con casos que nos conmocionan y repugnan por su crudeza y sin razón.

En lo que va de año en nuestro país, se han contabilizado 37 asesinatos de mujeres. A esto hay que añadir que cinco menores, los seres más vulnerables, han sido asesinados por sus padres para hacer el máximo daño a sus madres. Más daño es inconcebible, el agresor en estas situaciones cosifica a los niños y niñas y los utiliza como un instrumento, con el único objetivo de destruirlas para siempre.

En este día queremos reivindicar que de ninguna de las maneras debemos asumir y tolerar como algo normal la tragedia diaria y continua de la violencia machista, que es sólo y únicamente el resultado, según define las Naciones Unidas, de ‘unas relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres que persiste como una crisis silenciosa’.

Esta crisis silenciosa se puede computar con algunos datos y cifras:
– A escala mundial, el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de su pareja.
– Solo el 4% de mujeres que experimentan violencia buscan algún tipo de ayuda.
– Las mujeres adultas representan cerca de la mitad de las víctimas de la trata de seres humanos a nivel mundial.

Si bien la violencia de género es generalizada, esta puede y debe prevenirse. Detener esta violencia comienza por creer en las sobrevivientes, adoptando enfoques integrales e inclusivos que aborden las causas fundamentales, transformen las normas sociales dañinas y empoderen a las mujeres y las niñas.

El pacto de Estado contra la violencia de género es un instrumento de vital importancia para erradicarla. Tal y como señala, ‘los diferentes tipos de violencia que sufren las mujeres requieren de leyes especificas e integrales para adecuar la necesidad de intervención y de protección a cada tipo de violencia’. En el en Eje 2 se contempla la mejora de la respuesta institucional, de la coordinación y trabajo en red para la atención de víctimas de violencia de género y prevé el refuerzo de los servicios esenciales en los sectores policial, judicial, sanitario y social, y la dotación de suficiente financiación para luchar por la protección de los derechos de las mujeres.

En la actualidad se están dando pasos en este sentido, con la tramitación de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que sitúa en primer plano el consentimiento de la mujer y que sea este el aspecto fundamental sobre el que recaiga la configuración de los delitos contra la libertad sexual, y de esta forma eliminar cuestiones arcaicas para una sociedad avanzada, como es ‘la resistencia que oponía la víctima’.

Centrándonos en estos delitos, en los nueve primeros meses de 2021 se han denunciado 12.638 delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un 9,2% más que en el año anterior, lo que supone dos agresiones sexuales, abuso o acoso sexuales cada hora hasta sumar este número de denuncias. Esta cifra llama la atención porque, a la par de este incremento, se ha producido un descenso global de la criminalidad en toda España.

Hay denuncias porque hay violencia, y hay que avanzar en conjugar concienciación, educación y sensibilización con una explicación clara de que estas conductas tienen reproche social y visibilizar que el desvalor sobre los hechos recae sobre el comportamiento del autor no de la víctima.

En este acto también debemos mencionar la amenaza que supone para nuestra sociedad la negación de la violencia de género, porque no admitir su existencia como una realidad es muy grave y tiene un efecto muy nocivo. Además, dinamita desde la base todos los avances logrados en los últimos años, dejando a la víctima a merced de su verdugo, aumentando su miedo y frenándolas en el camino de pedir ayuda, por miedo a no ser creídas.

Creemos firmemente que el sistema educativo es el espacio vital y fundamental para extender la prevención a toda la población, desde una perspectiva integral basada en el respeto a los derechos humanos, que enseñe a rechazar todo tipo de violencia e incluya actividades específicas contra la violencia de género. Estas medidas deben formar parte del currículo escolar e iniciarse en la Educación Infantil, proporcionando a los centros educativos las condiciones que permitan llevar a la práctica programas eficaces. Para ello conviene insertar su tratamiento en el currículum escolar, en vez de situarlo en actividades puntuales y esporádicas, proporcionando al profesorado los medios necesarios para llevarlas a cabo de forma sistemática: formación teórico-práctica, incentivos al esfuerzo que siempre supone la innovación educativa, así como el resto de las condiciones que los hagan viables (recursos económicos, materiales para la aplicación, ajustes en los horarios, medios humanos, personas expertas para consultar dudas,…).

Como todos los años, reiteramos el agradecimiento a todas nuestras usuarias que han confiado en todos los servicios municipales, sectores sanitarios, fuerza y orden de seguridad del Estado que las ayudan, asesoran y protegen. Y a toda la ciudadanía, en especial a las asociaciones de mujeres, que día a día trabajan con nuestra entidad en pro de la erradicación de esta lacra social.

Desde esta línea y con el compromiso de todas las personas e instituciones aquí presentes, instamos a la ciudadanía a que apoyen las actuaciones de esta campaña de este año, orientada a la construcción de nuevas masculinidades que permitan erradicar los comportamientos machistas y violentos. La violencia de género no es cuestionable: es una cuestión de derechos humanos, derecho a la vida, a la integridad física y psicológica de las víctimas. Este año nos faltan 37 mujeres y cinco menores, pero somos millones en esta lucha».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “Un llamamiento en Utrera a construir «nuevas masculinidades» para erradicar los comportamientos machistas y violentos

  1. ER MEJÓ dice:

    SR. PEPE TE CONTESTO A TU PREGUNTA: NUNCA LO SABREMOS EL NÚMERO DE VIOLENCIA AL HOMBRE POR PARTE DE LA MUJER, PORQUE ESO NO INTERESA A LOS CHIRINGUITOS FORMADOS POR ESTOS PARTIDOS COMUNISTAS QUE SE ALIMENTAN DE NUESTROS IMPUESTOS.

  2. Pepe dice:

    ¿Cuándo conoceremos el número de hombres asesinado a mano de sus parejas mujeres?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *