Inquietud en la calle La Roldana ante la inminente apertura de una ‘vivienda supervisada’ para personas con problemas de salud mental en Utrera

Inquietud en la calle La Roldana ante la inminente apertura de una ‘vivienda supervisada’ para personas con problemas de salud mental en Utrera

Los utreranos que residen en la calle La Roldana y en sus alrededores se muestran intranquilos ante la puesta en funcionamiento de una ‘vivienda supervisada’ para atender a personas con problemas de salud mental. Tanto es así que están recogiendo firmas para pedir que no se pongan en marcha dichas instalaciones, cuya apertura se prevé para las próximas semanas.

Según han señalado a Utrera Digital quienes residen en dicha zona de la ciudad, se trata de un «centro de reinserción» en el que se atenderá «a personas que necesitan medicación y ayuda médica para curarse». Los vecinos consideran que «nuestra calle no es el lugar adecuado para este proyecto, porque esto es una barriada tranquila, de personas mayores, y la tranquilidad se va a terminar, ya que los usuarios van a hacer vida diaria aquí y no queremos este tipo de instalaciones al lado de nuestras casas». Estos utreranos aseguran no oponerse a la puesta en servicio de un recinto de estas características, «pero no consideramos que este sea el sitio».

Además de expresar su rechazo a esa vivienda, estas personas han iniciado una campaña de recogida de firmas. Asimismo, han presentado varios escritos ante el Ayuntamiento, solicitando información sobre el tipo de actividad y pidiendo la paralización de la obra de adaptación que se está llevando a cabo. «Desde el Consistorio nos dicen que ellos no tienen nada que ver, que depende de la Junta de Andalucía. Es un proyecto que está generando mucha inquietud y miedo en el barrio», aseguran los afectados.

En una reciente reunión entre los vecinos, se dieron cita «más de 400 personas» en la que abordaron este asunto. De igual modo, tras haber mantenido un encuentro con miembros del gobierno municipal, tienen también previsto verse con los responsables de esas instalaciones.

Los responsables del proyecto aclaran su funcionamiento

La Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem), dependiente de la Junta de Andalucía, es la promotora del proyecto, que está actualmente en su fase final antes de que se inicie la actividad en el plazo de un mes. Desde dicho organismo han defendido su trabajo, explicando que se ofrece un recurso de tipo social para «personas que tienen algún problema de salud mental pero que no necesitan hospitalización. En esa vivienda se les acoge a usuarios que forman parte de familias sobrecargadas o inexistentes, o porque necesitan este tipo de atención».

Se trata de «estancias no prolongadas, de entre seis meses y un año», que reciben atención durante 24 horas al día por parte de personal especializado. En concreto, la vivienda contará con monitores residenciales y con cobertura de enfermería, psiquiatría y medicina. En las instalaciones de Utrera «no habrá más de una decena de usuarios, sin conductas peligrosas ni violentas». Son personas «que se encuentran estables y que siguen su tratamiento en los servicios de salud mental. Con esta vivienda no se sustituye la atención en el hospital del Tomillar o en el de Valme, donde el perfil de los pacientes es diferente».

Desde Faisem defienden que es una experiencia «bastante consolidada», ya que actualmente son 176 los dispositivos similares que existen en el conjunto de Andalucía, además de otras 57 casas-hogares de mayores dimensiones. Por ese motivo, han dicho no entender la inquietud mostrada por los vecinos de la calle La Roldana y sus alrededores, ya que «estas viviendas funcionan perfectamente en muchos otros municipios cercanos».

«No entendemos que estén recogiendo firmas sin ni siquiera haber hablado con nosotros. Lo consideramos muy desacertado y genera un miedo que está basado en una mentira», aseguran los responsables de la fundación. En este sentido, se han mostrado «sorprendidos» por unas movilizaciones que «siembran una semilla de intolerancia contra algo que no es real».

Así las cosas, explican que van a mantener un encuentro con los utreranos que viven en la zona para explicarles de primera mano los pormenores del proyecto. «Estamos abiertos a que se conozca este recurso y a que los vecinos puedan informarse, e incluso acompañarnos a comprobar cómo funcionan otros recintos similares», explican. De igual modo, comentan que han solicitado una reunión con el Ayuntamiento para hablar de este asunto.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «Inquietud en la calle La Roldana ante la inminente apertura de una ‘vivienda supervisada’ para personas con problemas de salud mental en Utrera»

  1. Juan dice:

    Si señor. esto es ser buena gente… luego nos llevamos todo el día rezando y esperando la semana santa.

  2. Juan Rodríguez García dice:

    Los descontentos o desconfiados que firman su rechazo a estos centros tutelados supondrán que ni ellos ni sus familiares van a tener nunca necesidad de estas viviendas. Si pretenden reinstaurar manicomios en los que mantener alejados en el abandono y sin posibilidad de integración ni cura a los enfermos, deben pensar si es eso mismo lo que están firmando. Tampoco estaría mal que se publicaran sus nombres, sobre todo para que sus familiares conozcan de quienes tienen que estar prevenidos en el caso de que tuvieran necesidad de este tipo de centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *