- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

El centro de educación vial ‘Concejal Andrés Campos’ amplía su formación en el reinicio de la actividad con los niños

El centro de educación vial ‘Concejal Andrés Campos’ ha vuelto a abrir sus puertas a las actividades formativas. Los alumnos de Educación Infantil y Primaria están regresando a unas instalaciones que recuperan su actividad ampliando la formación que se ofrece a los niños.

Organizado por la concejalía de Educación, los estudiantes pasan una mañana completa en el recinto, a diferencia de otros años que sólo estaban un par de horas. Dicha formación, muy demandada por los centros utreranos, se ha visto completada ya que, «como hemos visto, es una forma muy divertida en la que los niños aprenden las normas de circulación tan necesarias para afrontar su día a día». Así lo ha señalado la edil del ramo, Violeta Fernández, explicando que esas normas cívicas «les ayudan a relacionarse entre ellos y el entorno».

Durante la formación teórica, la profesora reparte una serie de material individual con el que los estudiantes trabajan en la clase. En ese tiempo, los temas que tratan son la persona como peatón identificando los tipos de señales, el uso del cinturón y la silla en el coche, el usuario de la bicicleta y cómo debe comportarse, y algo relativamente nuevo como el uso de los patinetes eléctricos y la normativa al respecto.

Desde la concejalía de Educación se ha elaborado una cuidada programación didáctica propia, consistente en material didáctico para el trabajo individual y juegos como un parchís de elaboración propia también. Además, algo que entusiasma a los estudiantes en su aprendizaje es el uso del material didáctico digital del que también hacen uso en el aula.

La formación teórica se complementa con una parte práctica en la que cada niño adopta un rol diferente que va desde policía hasta guardia civil, operario de servicios, peatones, o incluso semáforos o señales para lo que se valen de diferentes paletas de tráfico. También disponen de patinetes, bicicletas, triciclos y karts, debiendo realizar diferentes ejercicios atendiendo a las señales y órdenes.

«Con estas acciones se trata de facilitar una formación dirigida a inculcar valores y buenos hábitos en seguridad, para contribuir a una movilidad más segura y sostenible, concentrando algunas de las principales políticas en esta materia, como son promover el transporte público, el uso de la bicicleta, el respeto al medio ambiente, aprender a convivir cívicamente como conductores y peatones y el respeto a las normas», ha destacado la delegada.

Con una superficie de 2.000 metros cuadrados, el centro de educación vial ‘Concejal Andrés Campos’ está provisto de un aula de usos múltiples, almacén, oficinas y aseos, así como una pista con gradas para espectadores y una pista infantil de tráfico con un circuito de carretera, pasos de peatones, señalización y marcas viales.