La zarzuela llega al teatro de Utrera con ‘La patria chica’ de los Álvarez Quintero

La zarzuela llega al teatro de Utrera con ‘La patria chica’ de los Álvarez Quintero

El teatro municipal ‘Enrique de la Cuadra’ recibe este sábado una interesante propuesta con la que rendir homenaje a los Álvarez Quintero. Quienes acudan podrán disfrutar con la representación de la zarzuela ‘La patria chica’, una obra que forma parte del repertorio de los escritores utreranos.

La Asociación Musical Utrerana y la Compañía Sevillana de Zarzuela serán las encargadas de poner en escena este espectáculo artístico. Será a partir de las 20.30 horas con las entradas a 10 euros, estando disponibles en la plataforma de venta Giglon.

‘La patria chica’ es una zarzuela en un acto, con libreto de Serafín y Joaquín Álvarez Quintero y música del maestro Ruperto Chapí. Se estrenó con gran éxito en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el 18 de octubre de 1907. Es una de las últimas obras más representativas del género chico, donde se refleja una de las tendencias del mismo, la exaltación patriótica mediante tipos y aires folclóricos.

Argumento

Una buhardilla en París. José Luis, pintor español en busca de nombre y fortuna, da los últimos toques a un cuadro, encargo de un millonario inglés llamado Mister Blay, cuando recibe la visita de Españita, un paisano con el que suele charlar sobre la añorada patria. Al poco, unos españoles preguntan por el artista. Se trata de Pastora, María Pilar y Mariano. Los recién llegados formaban en una compañía de cante y baile contratada por un empresario desaprensivo que les ha dejado abandonados en París, a su suerte y con lo puesto. José Luis desea ayudarles, pero no tiene medios. No obstante, en cuanto cobre el cuadro que acaba de pintar, les dará el dinero necesario para volver a España.

Cuando aparece Mister Blay, José Luis trata de llevarle frente a su obra, pero los ojos del británico se cruzan con la mirada de Pastora y el millonario queda prendado de la belleza de la muchacha. Al quedar frente al retrato y cuando la ansiedad anula la respiración de los presentes, el inglés dictamina: «No me gusta». La decepción se transforma en tragedia.

Enterado por Pastora del problema, Mister Blay se ofrece a costear el regreso de los comediantes. El regocijo es general hasta que se enteran de la condición impuesta por el inglés: Pastora habrá de quedarse con él en París. En ese instante interviene Mariano diciendo que o todos o ninguno. Mister Blay, viendo el interés de Pastora por sus compañeros, toma una nueva decisión: todos regresarán a España. Y él con ellos, para no separarse de Pastora.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *