Un paso fundamental para la transformación de la calle San Fernando

Un paso fundamental para la transformación de la calle San Fernando

La transformación de la calle San Fernando está próxima a iniciar sus obras. Para ello estos días el Ayuntamiento de Utrera tiene abierto el plazo de licitación de esos trabajos, de cara a que las empresas interesadas presenten sus ofertas hasta el 31 de octubre.

Dichas obras afectarán a la totalidad de la calle. Está contemplada la sustitución de su pavimentación, red de abastecimiento y saneamiento, así como en la ejecución del soterramiento en cruces de las líneas eléctricas existentes y canalizaciones para futuras instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones. El presupuesto base es de 424.396 euros y será cofinanciado entre el Ayuntamiento de Utrera y la Diputación de Sevilla a través del conocido como ‘Plan Contigo’.

La edil de Obras, Llanos López, ha explicado que «la remodelación de la calle San Fernando consiste en transformarla en una vía de plataforma única, con un solo nivel para peatones y vehículos, con el objetivo de ganar accesibilidad y seguridad para los viandantes». Esta actuación se enmarca en el plan de mejora y protección del viario del conjunto histórico de Utrera, sumándose a las obras ya realizadas en las calles Menéndez Pelayo, Catalina de Perea y Antón Quebrado.

En palabras del alcalde, José María Villalobos, «se busca proteger el patrimonio urbano local, adaptarnos a la normativa de accesibilidad y ganar espacio para el peatón en nuestras calles». Además, el primer edil utrerano ha resaltado que el tránsito peatonal por la calle San Fernando es actualmente «muy complicado debido a la escasa anchura del acerado», por lo que ha destacado que, «gracias a esta reforma, va a ser mucho más accesible para los peatones, y mejoraremos la accesibilidad adaptándola a cualquier tipo de necesidad de movilidad».

Desde el Ayuntamiento han comentado que el proyecto «está en sintonía con las políticas contra el cambio climático que lleva a cabo este gobierno desde 2015 y que tienen como principal meta 2023, consiguiendo que Utrera sea una zona baja en emisiones de dióxido de carbono».

Esta obra se encuentra enmarcada dentro del plan de recuperación y transformación ‘Utrera Futura’, que está dotado con más de 30 millones de euros, 18 de los cuales provienen de fondos municipales propios. Esta fuerte inversión «es fruto de la buena gestión económica que ha dado lugar a remanentes superiores a los 15 millones de euros durante los últimos años», como destaca el regidor utrerano. El plan se completa con fondos provenientes de la Diputación de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Gobierno de España.

Además de la calle San Fernando, está previsto acometer algunas inversiones que han necesitado un minucioso estudio como el carril bici, la puesta en valor de la posible sinagoga en el Niño Perdido, o el parque y la zona deportiva de Vistalegre. Además, se llevarán a cabo otras mejoras en la ciudad, como son la remodelación integral de La Vereda (desde San José hasta el Merendero), la transformación del parque Cristo de los Afligidos, la explanada del Santuario de Consolación, un plan de arbolado,… También se complementarán las últimas fases de la remodelación de la feria y la ampliación del parque de Consolación, la puesta en valor de la Casa Surga, la mejora del alumbrado público, y la eficiencia energética en los colegios y edificios públicos.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *