BENEDETTA

Francia-Países Bajos (Holanda) 2021 131 min.

Dirección Paul Verhoeven Guion Davd Birkey y Paul Verhoeven, según la novela de Judith C. Brown “Immodest Acts: The Life of a Lesbian Nun in Renaissance Italy” Fotografía Jeanne Lapoirie Música Anne Dudley Intérpretes Virginie Efira, Charlotte Rampling, Daphne Patakia, Lambert Wilson, Olivier Rabourdian, Clotilde Coureau, Louise Chevillotte, Hervé Pierre, David Clavel, Guilaine Londez

Resulta evidente que Benedetta es el trabajo de un director octogenario con mucha guasa y las ideas muy claras. Siguiendo las pautas de una novela con título tan largo que más parece un ensayo, y basándose en la vida de Benedetta Carlini y supuestos acontecimientos que acaecieron en Pescia, Italia, en plena pandemia de peste, la película del director de Desafío total, Instinto básico y Elle se sitúa a medio camino entre aquellas películas de los setenta que aprovechaban el morbo de la vida en clausura para imaginar relaciones seudoeróticas de alto contenido lésbico, sin más pretensiones que calentar al personal, con Interior de un convento de Walerian Borowczyk como referente más ilustre, y esas otras producciones que intentaban analizar el comportamiento de aquellas nobles mujeres obligadas por su condición a casarse con el Señor y reproducir los milagros de la cristiandad en orden a perpetuar la orden y el poder acaparado con ella, como reflejaba por ejemplo Extramuros de Miguel Picazo. Verhoeven va más allá, aprovechando su natural tendencia a sublimar la carne, remontándonos a la legendaria Delicias turcas y la festiva Showgirls, para trazar un recorrido en el que caben mil proclamas feministas y sobre todo anticlericales. La suya acaba siendo, a pesar de un notorio desinterés por la ambientación y el diseño artístico, un feliz reencuentro con una voz contestataria y rebelde que pone el acento en una mujer ambiciosa, trepa y decidida que recrea la vida y milagros de Cristo en lo que parece ser una revolución en la Iglesia para que sean finalmente las mujeres quienes tomen las riendas de su desarrollo. En medio, una serie de encuentros amorosos y sexuales y algún que otro detalle irreverente, alguno francamente divertido, no consiguen hoy en día escandalizar a nadie, y menos al público al que va dirigida la propuesta. Pero sí convencen sus postulados, ese acercamiento a una sensibilidad femenina, esa justicia poética contra sacerdotes y obispos reflejada en un final desmadrado pero muy eficiente y tremendamente coherente, todo lo cual da valor a esta aparentemente disparatada y cómico festiva película. Que la actriz europea de moda, Virgnie Efira, se preste a mostrar impúdicamente su hermoso físico da idea de la capacidad de fascinar que mantiene un director que no se mostraba interesado en la antigüedad desde aquella lejana Los señores del acero. También cabe destacar el inmersivo trabajo de la veterana Charlotte Rampling, ella misma protagonista de aquel cine erótico de los setenta, y el muy conciso del siempre eficaz Lambert Wilson. No cabe duda de que más que la espiritualidad y el sexo lésbico, razones que motivaron la novela en la que se basa la película, a Verhoeven le interesa ese diálogo con el poder, centrado en el machismo absoluto, y el papel inquisitorio de una Iglesia especialmente cruel en pleno Renacimiento. En el apartado musical, la británica Anne Dudley, que ya colaboró con Verhoeven en El libro negro y Elle, tira por el camino fácil y previsible de combinar su neorromanticismo habitual con los cantos espirituales de la santa, escritora y compositora alemana Hidegard von Bingen, que vivió cinco siglos antes de la época en la que se ambienta esta curiosa película.

Juan José Roldán

Sobre Juan José Roldán

Licenciado en Derecho y funcionario del Ayuntamiento de Sevilla, escribe sobre cine y música en diversos medios, como El Correo de Andalucía, El Giraldillo, Utrera Digital y Sevilla Cultural. Ha realizado programas radiofónicos en Canal Sur, Radiópolis y Radio Aljarafe. Colabora habitualmente con el Festival de Cine Europeo de Sevilla, la Asociación Linterna Mágica, el Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y ha sido Director de Márketing en los Cines Nervión Plaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.