La científica utrerana Consolación Álvarez, protagonista de la ‘Noche europea de los investigadores’

La científica utrerana Consolación Álvarez, protagonista de la ‘Noche europea de los investigadores’

La ‘Noche europea de los investigadores’ va a contar con presencia utrerana en su celebración en Sevilla. Este evento, que alcanza su novena edición y se desarrolla al mismo tiempo en otras 371 ciudades del continente, tiene un espacio reservado a la científica Consolación Álvarez Núñez.

La utrerana va a ser protagonista de una charla que lleva por título ‘Cianobacterias como biofertilizantes para producción sostenible de arroz: de la biotecnología al campo’. Está organizada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y se desarrollará el viernes 24, a partir de las 19.15 horas, en la Fundación Cajasol. Aquellas personas que estén interesadas en acudir, pueden inscribirse en la página web del evento.

En dicha ponencia hará referencia al proyecto en el que actualmente se encuentra inmersa, teniendo como fin dilucidar los mecanismos moleculares implicados en la simbiosis entre las cianobacterias y el arroz, y crear un biofertilizante ecológico alternativo a los fertilizantes nitrogenados de síntesis. Gracias a dicho proyecto de investigación, se podrá lograr una agricultura sostenible que contribuya al mantenimiento de los ecosistemas y a su vez a mitigar el cambio climático.

Serán en total 103 las actividades que se desarrollen -talleres, microencuentros, visitas y espectáculos-, abarcando todas las áreas de conocimiento. El objetivo es divulgar la investigación a la ciudadanía. Varias se desarrollarán de forma presencial, mientras que también se ha preparado un programa virtual con otras citas que podrán seguirse a través de la web de la ‘Noche europea de los investigadores’.

La producción de fertilizantes, y sobre todo los fertilizantes nitrogenados, es un proceso que consume mucha energía, contribuye notablemente al calentamiento global del planeta, ya que estos fertilizantes se obtienen a partir de una energía no renovable (combustibles fósiles). Además, la liberación de NO y N2O asociada a los fertilizantes nitrogenados contribuye también al cambio climático. Los países de la Unión Europea necesitan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero generados por la agricultura y adaptar su sistema de producción alimentaria para hacer frente al cambio climático.

La agricultura intensiva hace que las altas concentraciones de nutrientes (especialmente fosfatos y nitratos) presentes en las masas de agua causen eutrofización, que favorece el crecimiento de algas y agota el oxígeno del agua, hecho que tiene graves repercusiones para la vida acuática y la calidad del agua. Un claro ejemplo está en el Mar Menor, donde los vertidos incontrolados de fertilizantes agrícolas procedentes de cultivos intensivos de la comarca del Campo de Cartagena han provocado una grave crisis ecológica, que se podría haber evitado.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *