El rector del santuario de Consolación planea una salida extraordinaria de la patrona de Utrera «en cuanto se pueda»

El rector del santuario de Consolación planea una salida extraordinaria de la patrona de Utrera «en cuanto se pueda»

La mejora en la situación sanitaria, gracias al avance de la campaña de vacunación frente a la COVID-19, está permitiendo ir recuperando poco a poco la actividad en distintos ámbitos que en este último año y medio ha permanecido suspendida. Es el caso de los actos de culto externo, que ya han vuelto a autorizarse.

Esta situación ha empezado a despertar las esperanzas de que en Utrera puedan volver a programarse eventos cofrades por las calles de la ciudad. Y el rector del santuario de Consolación, Joaquín Reina, tiene claro que «la primera imagen que debe salir es la de la Virgen de Consolación».

Así se ha expresado, en declaraciones a COPE Utrera (98.1 FM), confiando en que ese momento llegue pronto. Tras conocerse el decreto del arzobispo de Sevilla autorizando ese tipo de actos, el también director espiritual del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, apuesta por una salida extraordinaria de la patrona de la ciudad como reinicio de los actos de culto externos.

En este sentido, la intención de Reina es poner en marcha el proceso necesario para alcanzar dicho objetivo y poder ver a ‘la del barquito en la mano’ recorriendo las calles del municipio. Así, al ser un evento extraordinario, será necesario contar con la autorización del vicario episcopal de la zona Este, a la que pertenece Utrera; así como con el visto bueno de la autoridad civil.

La última vez que pudo verse a la Virgen de Consolación fuera de su santuario fue el 1 de mayo de 2019. Al año siguiente debía haber protagonizado un vía lucis mariano, que era el acto que se planteó como sustitución a la habitual procesión conmemorativa de su coronación canónica, ya que está en marcha el proceso de transformación de esa jornada. Sin embargo, la pandemia impidió ver el resultado de dicho proyecto. La crisis sanitaria también hizo imposible que la patrona visitara el centro de Utrera, en junio de 2020, como estaba previsto con motivo de los trabajos en el santuario por la restauración del retablo mayor.

Por tanto, se hace más necesario que nunca el reencuentro de la Virgen con su pueblo de una forma cercana, tras los duros meses que llevan viviéndose debido a la pandemia. De hecho, el pasado mes de mayo, ‘la del barquito en la mano’ bajó de su camarín para presidir el presbiterio del templo, despertando una especial emoción en los devotos ante la posibilidad de contemplarla de una manera tan próxima.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *