La Virgen de Consolación reestrena la peana de su camarín tras recuperarse las piezas de la mesa del altar del santuario

La Virgen de Consolación reestrena la peana de su camarín tras recuperarse las piezas de la mesa del altar del santuario

Quienes acuden estos días al santuario de Consolación pueden contemplar una importante novedad en torno a la patrona de Utrera. El camarín de la Virgen luce nuevamente la antigua peana donde descansa la imagen, tras haberse acometido un proyecto de recuperación y restauración.

Así luce la patrona sobre la recuperada peana

Al frente de esta encomienda ha estado el taller del utrerano Sebastián Martínez Zaya, que se ha encargado de afrontar unas tareas que han permitido devolver al retablo una estampa que desapareció tras la incorporación del templete donde se encontraba la Virgen de Consolación. Con motivo de la coronación canónica de 1964, Fernando Marmolejo ejecutó un paso procesional para ‘la del barquito en la mano’, que posteriormente ocupó la parte central del propio retablo con la intención de albergar la imagen. Fue entonces cuando se desmontó la peana para que pasara a transformarse en la mesa del altar mayor.

Como ha explicado el restaurador, en declaraciones a COPE Utrera (98.1 FM), «se han podido recuperar cinco piezas: los cuatro brazos y la espiga central. Había desaparecido la parte superior, donde reposa la Virgen, y se ha reconstruido inspirándonos en los volúmenes y en la forma de la primitiva pieza que hemos podido conocer a través de las fotografías de la época en blanco y negro».

Evolución en el camarín de la Virgen durante las últimas décadas

Más allá de haber recuperado la citada peana, la estampa que se ve en las antiguas instantáneas no ha podido quedar completa, al no incorporar ahora los dos candelabros que la abrazaban. Martínez Zaya ha explicado que «se desconoce su paradero, pero hemos dejado la peana preparada para que, en un futuro, se puedan incorporar unas nuevas piezas si la hermandad y el rectorado decide seguir reconstruyendo la apariencia primitiva que tenía».

En cuanto a la mesa de altar, ha sido sustituida temporalmente por otra, que fue la que se construyó para la novena itinerante que la Virgen de Consolación protagonizó en la primavera de 2007. Se trata de algo provisional, ya que existe la intención de acometer el proyecto de creación de una nueva, acorde a la categoría del santuario.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.