«Hay que mirar al futuro con optimismo porque se abre un horizonte de esperanza» [AUDIO ENTREVISTA]

«Hay que mirar al futuro con optimismo porque se abre un horizonte de esperanza» [AUDIO ENTREVISTA]

El alcalde de Utrera, José María Villalobos, cree que una vez se supere definitivamente la pandemia, «se abrirán dos o tres años con grandes perspectivas»

Para los gestores públicos no ha sido un curso político sencillo, ya que todas las decisiones habituales se han visto alteradas a causa de la incidencia de la pandemia. Utrera no se ha librado de todos estos cambios que han afectado a los ciudadanos y también al equipo de gobierno que ha tenido que postergar, modificar o reformular muchos de los proyectos que estaban en cartera. Con la llegada del verano, momento ideal para echar la vista atrás y reflexionar, El Periódico de Utrera ha mantenido una entrevista con José María Villalobos, alcalde de Utrera.

-¿Qué valoración hace de la situación sanitaria actual de Utrera?

La preocupación no ha desaparecido en ningún momento. Es un momento de sensaciones encontradas, porque actualmente creo que tenemos que aprender a reinterpretar los datos de otra manera, ya que afortunadamente tenemos a mucha población vacunada y especialmente los más mayores, aunque de todas maneras el riesgo sigue ahí por lo que sigo pidiendo prudencia a los utreranos. El proceso de vacunación va muy bien y creo que es un ejemplo perfecto de entendimiento entre administraciones más allá de los discursos políticos. Cuando estamos en la misma línea se ha demostrado que las cosas salen bien.

¿Cómo se lleva un verano sin la feria en el horizonte?

Todo lo que se salga de la normalidad es raro, lo que más nos preocupa es la importancia como motor económico de la feria para muchas personas de Utrera. Cuando tomamos la decisión de suspender la feria de manera conjunta con los alcaldes de la comarca creo que era una decisión esperada y que todo el mundo entendía. Es muy difícil entender una fiesta como la feria con restricciones de aforo, mascarillas y otras medidas de control. El hecho de que no haya feria nos vale como punto de inflexión para no olvidar lo que hemos vivido en el último año y medio, lo que hemos pasado ha sido muy duro a todos los niveles, sobre todo para los que han perdido a seres queridos.

-¿Cuál es el proyecto qué mayor ilusión le hace de los que el Ayuntamiento está impulsando?

Hay muchos proyectos ilusionantes en los que hay mucho cariño y expectativas, algunos por necesidad y otros porque creemos que es una manera de mejorar determinados aspectos. Puedo hablar del nuevo saneamiento de la barriada de La Fontanilla, el arreglo de la calle La Huerta o las obras en la avenida de Los Naranjos. Hay proyectos nuevos como la nueva ciudad de los niños en el parque de La Libertad, la culminación de la cuarta fase del parque Ignacio Echeverría o el centro de asociaciones en la barriada del Matadero. Vamos a comenzar la ciudad deportiva de Vistalegre y la idea es poder iniciar el arreglo de La Vereda antes de que termine el actual mandato. Ahora que estamos poco a poco recuperando la normalidad estamos retomando muchos de los proyectos que de manera obligada se quedaron parados tras el comienzo de la pandemia, incluso los estamos repensando, porque el mundo de hoy no es el mismo que el de hace un año y medio. Inevitablemente hay muchos proyectos que no se van a poder terminar cuando estaba previsto inicialmente.

-Los últimos datos con respecto al desempleo han sido ilusionantes en Utrera, ¿Cree qué puede estar cambiando la tendencia en nuestra ciudad?

El dato de desempleo en Utrera en el mes de junio pasado nos sitúa prácticamente en las cifras previas a la pandemia, mucho antes de lo que esperábamos, pero es un tema en el que hay que ser muy cauto porque sigue siendo el problema más importante en nuestra ciudad. El Ayuntamiento está poniendo en marcha programas para fomentar el empleo, hay inversiones que crean empleo que están llegando, la construcción se está recuperando, por lo que podemos ser moderadamente optimistas. El crecimiento va a ser mucho mayor de lo que estaba previsto y eso el primer reflejo que tiene es en el empleo, por lo que es el momento para estabilizar en Utrera ese crecimiento.

-¿Qué les diría a los utreranos que están un poco desilusionados en esta situación y no terminan de ver la luz?

Que disfruten de su ciudad siempre siendo prudentes. Hay que ser conscientes de que esto no ha terminado todavía, pero hay que mirar al futuro con optimismo pues se abre un horizonte de esperanza. Cuando superemos definitivamente esta situación se abren dos o tres años esperanzadores con grandes perspectivas, y que tenemos que aprovechar para hacer juntos todos los cambios que históricamente siempre hemos pensado que necesitaba Utrera. Tenemos el privilegio de vivir en el mejor sitio del mundo y lo vamos a hacer todavía mejor entre todos.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *