Utrera aprueba los presupuestos para la «recuperación del pulso económico de la ciudad»

Utrera aprueba los presupuestos para la «recuperación del pulso económico de la ciudad»

Las cuentas municipales, que rozan los 51 millones de euros, han contado con el voto positivo de PSOE y Ciudadanos, y el rechazo de Juntos por Utrera

El último día de este mes de junio ha traído consigo la aprobación del presupuesto municipal de Utrera para 2021. Ha contado con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, mientras que Juntos por Utrera ha mostrado su rechazo.

Son casi 51 millones de unas cuentas «pensadas para la recuperación del pulso económico de nuestra ciudad después de la pandemia, a través de inversiones; el aumento de los servicios públicos y del mantenimiento de la ciudad; y con apoyo al tejido empresarial con ayudas directas y con bonificaciones. Además, se refuerza la atención social a las familias más desfavorecidas». Así se expresó la concejala de Hacienda, María del Carmen Suárez, quien habló de los «objetivos clave» que se plantea el gobierno local «para intentar revertir la situación de excepcionalidad en la que estamos inmersos desde marzo de 2020». Para ello, defendió el incremento de las partidas destinadas a los servicios públicos, al mantenimiento urbano, a la desinfección, a las inversiones y a los servicios sociales; y habló de apoyo a las asociaciones y al comercio. Parte de ese aumento procede de la cancelación de diversas actividades como consecuencia de la pandemia.

El presupuesto asciende a 50,9 millones de euros, destacando el gobierno el plan de inversiones como uno de los pilares fundamentales. En total cifran en 14 millones los que se destinarán a dicho apartado, tanto con financiación propia como la procedente de otras administraciones.

Desde las filas de Ciudadanos, su portavoz, Isabel González, mostró el voto afirmativo a las cuentas de 2021, aunque «no son las que nos hubieran gustado a nuestro grupo municipal». Sin embargo, defendió su posición al haber conseguido que sus aportaciones sean incluidas en el presupuesto, como es una partida de 30.000 euros destinada al comedor social, la dotación necesaria para materializar un convenio en apoyo a la aceituna gordal, la ejecución de las obras pendientes en la sede de la asociación de personas con discapacidad Apdis, la inclusión de las agencias de viajes en las líneas de ayudas para autónomos, y que los colectivos animalistas tengan cobertura en las subvenciones municipales. «Podría haberme quedado en las críticas, pero estoy satisfecha por haber podido aportar y ser útil para los ciudadanos. Y eso no impide que vayamos a seguir fiscalizando la labor del gobierno y el cumplimiento del presupuesto», destacó la edil.

Por otro lado, el portavoz de Juntos por Utrera, Francisco Jiménez, criticó que el gobierno socialista «no ha sido capaz en seis meses de presentar las cuentas». Calificó de «tramposo» el presupuesto municipal «porque se incluyen partidas de ingresos que se repiten de otros años sabiendo que no se van a cobrar, lo que trae consigo una falta de liquidez que provoca, por ejemplo, que todavía no se hayan pagado las becas de transporte del año pasado». Como ejemplo de las citadas partidas de ingresos «infladas» habló de la zona azul y del montaje de las casetas de feria, así como de las relacionadas con las multas e impuestos como el IBI y el ICIO.

El concejal afirmó que «no es el presupuesto que necesita Utrera en un momento como el actual, en el que estamos saliendo de la pandemia, sino uno más realista en lo que a ingresos se refiere. Es un presupuesto que lo que trae es propaganda y humo». Además, se refirió a las «20 medidas que nuestro grupo presentó en abril, de las que no se ha incluido ninguna en el presupuesto». Finalmente, acusó a la portavoz de Ciudadanos de apoyar las cuentas al incluirse un sueldo para ella.

El cierre de las intervenciones lo marcó la portavoz del gobierno, María José Ruiz, quien negó la acusación del sentido del voto de Isabel González, asegurando que «no ha habido ningún tipo de negociación porque es algo que ya aparecía en el presupuesto» y explicando que «la política debe estar remunerada. Además, también se contempla la misma situación para Juntos por Utrera, que su grupo deberá decidir si lo quiere o no».

Por otro lado, en cuanto al propio debate del presupuesto, Ruiz afirmó que las cuentas son «las propias de un año de transición como este», al tiempo que defendió la «solvencia económica del Ayuntamiento, que es fruto de una gestión responsable de los recursos públicos».

Asimismo, acusó a Jiménez de un «desconocimiento total de cómo funciona la contabilidad», al afirmar que partidas de ingresos como las de la zona azul y el montaje de feria «se contemplan porque está previsto el inicio del expediente de contratación».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.