La falta de agua marca el cultivo del tomate en el término municipal de Utrera

La falta de agua marca el cultivo del tomate en el término municipal de Utrera

La recolección del tomate industrial está a punto a comenzar y, un año más, está marcado por la falta de agua. Lugares como el término municipal de Utrera se ven afectados, al ser una de las poblaciones con especial vinculación a este cultivo.

Ejemplo de cómo esta situación afecta es el caso de la planta de procesamiento que existe en la pedanía utrerana Pinzón. Bajo el nombre Algosur-Pinzón S.LU (Alpinsur), forma parte del grupo extremeño Conesa, que es el principal grupo nacional de transformación de tomate. También va a ver mermada su producción local en esta campaña, debido principalmente a un recorte en la superficie sembrada ante la escasez hídrica.

Así, según recoge ABC de Sevilla, si «en condiciones normales hemos contratado en la provincia de Sevilla unas 4.000 hectáreas, desde 2018, por motivos de falta de agua para el riego, hemos venido reduciendo la superficie, y para esta campaña 2021 hemos sembrado 2.650 hectáreas», declara el gerente de Conesa en Andalucía, Manuel Diana.

La capacidad industrial es de «aproximadamente, unas 7.500 toneladas al día de transformación». En general, el estado actual de las plantaciones es «correcto», «incluso con una progresión de rendimiento por encima de la media de los últimos años ahora mismo en campo», aunque «el gran miedo que tenemos es que, pese a que los agricultores han hecho su planificación de riego, no haya suficiente agua por problemas en alguna comunidad de regantes para poder llevar el cultivo a término», apunta Diana. Esto puede ocasionar que «un año que puede ser muy interesante económicamente para el agricultor de tomate industrial, acabe en catástrofe», subraya el gerente.

Y es que, si el año pasado los agricultores que contrataron su producción con Conesa recibieron 73 euros por tonelada, «este año el precio se ha incrementado, y se ha fijado en 78 euros la tonelada». «Esto significa que, de media, cada agricultor va a tener un incremento de unos 600 euros más por hectárea respecto a años anteriores» El grupo espera empezar la cosecha el 12 de julio y prolongarla hasta el 12 de septiembre.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.