- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Continúan los robos en los huertos del parque del V Centenario con la sustracción de 40 grifos

A pesar de que las fuerzas de seguridad han intensificado la vigilancia, los robos han seguido, complicando el día a día de los agricultores

Los robos continúan en los huertos sociales del parque del V Centenario. En esta ocasión, las alarmas han saltado por la sustracción de los grifos que sirven para suministrar el agua a dichas parcelas.

El vicepresidente de la asociación creada en torno a dichos huertos, Antonio Castejón, ha explicado a Utrera Digital que los ladrones se han llevado en esta ocasión unos 40 grifos. Son aproximadamente la mitad de los que están instalados en ese recinto, donde hay uno en cada uno de los 87 huertos que existen.

Esta ingente cantidad de piezas ha desaparecido en una única noche, percatándose de ello los hortelanos cuando a la mañana siguiente fueron a cultivar sus parcelas. «No se han llevado más porque hay algunas personas que tienen los grifos amarrados incluso con alambres, para evitar que se los sustraigan, y los ladrones no han querido entretenerse en quitarlos», comenta Castejón.

No es la primera vez que arrasan con los grifos de los citados huertos. Según recuerda el vicepresidente de la asociación, «hace unos tres años robaron más de 70, pero la Guardia Civil consiguió localizar a los ladrones y pudieron recuperarse». En cualquier caso, «más allá del perjuicio que suponen esos robos, todo ello provoca un importante desembolso económico para el Ayuntamiento, que es el que debe encargarse de su reposición, al ser una instalación municipal de la que nosotros solamente tenemos adjudicado su uso».

En cuanto a las hortalizas, hace algunas semanas alertaban de la oleada de robos que se venían produciendo, con importantes cuantías de alimentos. Algunas fechas después, el Consistorio daba a conocer que la Policía Local había localizado a dos personas portando cebollas sustraídas en los huertos. Tras todo ello, Antonio Castejón reconoce que «los robos continúan, pero a menor escala de lo que se estaba registrando».