Bambino vuelve a la vida en el rodaje de la ficción sobre su película-documental

Bambino vuelve a la vida en el rodaje de la ficción sobre su película-documental

Avanzan los trabajos que van a dar forma a la película-documental sobre Miguel Vargas Jiménez. Tras unas fechas en las que se han ido abordando grabaciones a distintas personalidades, ahora ha comenzado el rodaje de la ficción de una propuesta cinematográfica que lleva por título «Algo salvaje. La historia de Bambino».

Gracias a este trabajo, uno de los utreranos más conocidos vuelve a la vida para dar forma a las distintas escenas en las que recrearán episodios de su vida. Forma parte de un documental que se construirá a partir de entrevistas con los allegados, músicos y familia del artista, personas que lo conocieron y cuya influencia ha sido clave en sus trayectorias profesionales y vitales. Esos testimonios y las grabaciones de ficción se completarán con imágenes de archivo televisivo.

Producida por Sarao Films, con el apoyo la familia del artista, «Algo salvaje. La historia de Bambino» es una película biográfica que rescata y rinde homenaje a Miguel Vargas Jiménez, el cantante gitano que triunfó en salas de fiesta de media España en los años 60 y 70, rompiendo moldes con un nuevo estilo musical y una personalidad tan arrebatadora que lo convirtieron, como solía decir Camarón, en «el artista de los artistas».

El documental está escrito, dirigido y producido por el cineasta onubense Paco Ortiz, quien reincide en los temas flamencos que jalonan su filmografía con obras tan celebradas como «13. Miguel Poveda» (2015), nominado a los Premios Forqué; «Acariciando el aire. Matilde Coral» (2016); y «Se prohíbe el cante» (2019).

«Algo salvaje. La historia de Bambino» cuenta con la participación de Televisión Española y Canal Sur Televisión, así como con el apoyo de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Utrera. Está producido por José Carlos de Isla, la dirección de fotografía corre a cuenta de Elisa Moreno, el jefe de sonido es Alonso Velasco, la dirección de arte de Pilar Angulo, y el maquillaje y peluquería es responsabilidad de Rocío Márquez.

Bambino, un adelantado a su tiempo

Autor de «Soy lo prohibido», «Procuro olvidarte», «La pared» o «Se me va», Bambino dio sus primeros pasos en el mítico tablao «El Duende», de Pastora Imperio, junto al Lebrijano o Rocío Jurado, se pulió trabajando en el tablao de Manolo Caracol, le tocaron leyendas como Paco de Lucía o Paco Cepero, y fue cabeza de carteles donde aparecía un joven Camarón, además de grabar una veintena de discos, entre los que sobresale el que produjo Gonzalo García Pelayo. Mezclaba coplas, boleros, rancheras y bulerías con el ritmo rumbero y letras fatalistas, con gran capacidad para transmitir y emocionar. Suya es y será la rumba trágica que levanta pasiones, los aspavientos de chaqueta y mano, o los ritmos desenfrenados de los bongos.

Con ansia de exprimir la vida y auténtico genio, ha sido banda sonora de Almodóvar, besado por Ava Gadner y homenajeado por Sabina. En el ocaso de una vida de excesos y noches infinitas, comentaba que su paso por este planeta había sido con tal intensidad que un año de su vida equivalía a dos en la del resto de la gente.

Fue un gitano singular, un adelantado a su tiempo que fue capaz de aunar éxito de crítica, respeto de compañeros y favor del público. Su condición de maldito, esquivo con la prensa y amante de la noche, hacían difícil diferenciar dónde acababa Miguel Vargas y donde empezaba Bambino. Pero, sin duda, dejó un estilo que hizo propio y mil veces imitado.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *