La iglesia de las Madres Carmelitas reabre tras 15 meses de «confinamiento»

La iglesia de las Madres Carmelitas reabre tras 15 meses de «confinamiento»

Las Madres Carmelitas están acostumbradas a vivir en la clausura de su convento de la Purísima Concepción. Sin embargo, desde la llegada de la pandemia, se han visto obligadas a afrontar esta situación de una manera aún más intensa, al haber desaparecido prácticamente cualquier contacto con el resto de personas de la ciudad.

Con el decreto del estado de alarma, en marzo de 2020, se procedía al cierre de todas las iglesias, en paralelo al confinamiento domiciliario. Al término de esas duras semanas, la vida religiosa iba retomando poco a poco la normalidad, con la reapertura de los templos. Sin embargo, desde el Arzobispado determinaban que los situados en los conventos de clausura debían permanecer cerrados para minimizar el riesgo de contagios en sus comunidades.

Cuando esa restricción desapareció, en el convento utrerano decidieron seguir con sus cultos a nivel interno, como han venido realizando a lo largo de todo este tiempo: con sus oraciones y eucaristías, pero sin presencia de fieles. Ahora, 15 meses después, esa estampa ya forma parte del pasado y las Madres Carmelitas están reencontrándose con los ciudadanos.

La priora del convento, Sor Rosa María Nduku, ha explicado a Utrera Digital que «teníamos miedo de que pudiera pasarle algo a las hermanas de mayor edad, que están enfermas y que forman parte del grupo de mayor riesgo». Por ese motivo, «decidimos que lo conveniente era esperar a reabrir hasta que ellas estuvieran vacunadas, y así poder estar más tranquilas».

A lo largo de todo este tiempo, «muchas personas nos han preguntado y se han interesado por nosotras, así que estamos contentísimas de poder reencontrarnos con ellas, porque su alegría es nuestra alegría. Estamos para servir al pueblo de Utrera, y queremos que también puedan participar de nuestros rezos».

La religiosa reconoce que lo que les cuesta más trabajo es tener que llevar mascarillas, ya que hasta ahora no lo hacían al no compartir espacio con otras personas ajenas a la comunidad. En cualquier caso, «es algo que compensa la posibilidad de recibir a los utreranos en la iglesia».

El templo de las Madres Carmelitas ha establecido sus eucaristías de martes a sábados, a las 19.00 horas; y los domingos y lunes, a las 10.00 horas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.