- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

DESTELLO BRAVÍO

España 2021 98 min.

Guion y dirección Ainhoa Rodríguez Fotografía Willy Jauregui Música Paloma Peñarrubia Alejandro Lévar Intérpretes Guadalupe Gutiérrez, Carmen Valverde, Isabel María Mendoza, Isabel Valverde, Isabel María Giraldo, Ángela González, María Sosa, Petra Parejo, Vicente Calero, Antonio Andrés Borrallo

Hay películas que confunden, que o bien despreciamos por considerarlas tomaduras de pelo o mejor nos dejamos seducir por su audacia y la originalidad de sus propuestas para introducirnos en su rico y sofisticado mundo interior. Eso es precisamente lo que le ocurre al insólito debut en la dirección de la extremeña Ainhoa Rodríguez, que alejándose por completo del cine convencional y narrativo en sentido estricto, propone un ejercicio de introspección cinematográfica en la que lo mágico se combina con lo cotidiano para ofrecernos un retrato generacional auténtico y certero de las mujeres que pueblan esa España rural y profunda anclada todavía en valores y estigmas de nuestro pasado más ignominioso. Así se presentan estas sufrientes mujeres que se interpretan a sí mismas en una suerte de docudrama y representan a una parte de la población que no solo habita estos pueblos semi vacíos, sino siguen presentes también en amplios sectores de la sociedad urbana, a veces incluso muy asentada y con privilegios sociales muy perceptibles. Esto no es una película sobre igualdad de género, ni maltrato en sentido estricto, pero sí sobre generaciones de mujeres a las que se les ha negado casi todo, que viven una sexualidad reprimida, ahogan sus frustraciones en iglesias y santos y gritan desesperadamente por el fin de un machismo recalcitrante, tan difícil de erradicar, avalado que incluso en televisiones locales. Pero lo más curioso del film de Ainhoa Rodríguez es su forma, su narrativa sin orden cronológico, su puesta en escena a base de sketches y su fortuna a la hora de dejarnos perplejos, desorientados pero anclados a la butaca y empeñados en descifrar toda la filosofía que a buen seguro esconde su visionaria, valiente y atrevida propuesta. En este sentido cabe destacar también la banda sonora y el excelente diseño de sonido realizado por Paloma Peñarrubia y Alejandro Lévar, en buena proporción responsable también de su enigmático y atractivo acabado formal. Logró en Málaga el premio especial del Jurado y el de mejor montaje.