Indignación por el enésimo robo del vallado instalado en el desvío del Calzas Anchas

Indignación por el enésimo robo del vallado instalado en el desvío del Calzas Anchas

La situación es recurrente: se instala un vallado en torno al desvío del arroyo Calzas Anchas y dura poco tiempo en su sitio antes de que sea robado. Es algo que ha vuelto a ocurrir por enésima vez, dejando el canal sin protección ante posibles caídas.

Esta vez se ha registrado en un lugar en el que se había colocado hace pocas fechas, como remate de las obras de refuerzo de esta infraestructura que se han venido desarrollando a lo largo de los últimos meses. Los amigos de lo ajeno se han dado prisa en arrancar parte de dicho vallado, dejando el camino peatonal que discurre en paralelo al canal sin ningún tipo de protección. La imagen del estado en el que ha quedado dicho vallado ha despertado la indignación de los utreranos, que han plasmado sus comentarios a través de las redes sociales.

Precisamente la escasa seguridad en torno al desvío del Calzas Anchas, como consecuencia de estos actos delictivos, ha hecho que en más de una ocasión haya habido que lamentar la caída de alguna persona. La insistente eliminación de esas vallas ha llevado al Ayuntamiento de Utrera y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) a estudiar otras opciones alternativas que permitan mantener protegida esa zona.

En este sentido, hace unas semanas, el alcalde utrerano, José María Villalobos, anunciaba que va a procederse a sustituir el vallado metálico por una barrera vegetal tupida. Para ello, se emplearán adelfas u otras plantas similares que ayuden a prevenir las posibles caídas al canal.

En palabras del regidor local, «es habitual este tipo de robos, porque hay amigos de lo ajeno a quienes les gusta mucho ciertos materiales de los que están compuestas las vallas. Por ello, pensamos que la solución lleva por sustituirlas por otro material que sea menos atractivo para ellos».

En enero de 2020, el pleno municipal ya aprobó una moción por unanimidad en la que se abordaba esta problemática. En los últimos años, ha sido un asunto recurrente, que ha despertado la preocupación de las numerosas personas que de manera habitual discurren por la vía de servicio paralela al desvío, ya sea para pasear, hacer deporte,…

El último accidente de importancia registrado en el canal fue el pasado mes de octubre, cuando un niño tuvo que ser rescatado tras precipitarse al desvío del Calzas Anchas mientras montaba en bicicleta.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.