- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

«No podemos bajar los brazos, la pandemia aún no se ha acabado»

El doctor José Manuel Aranda Lara cree que en este momento la relajación de la población puede ser letal para que el virus vuelva a expandirse

Después de que la sociedad en su conjunto lleve más de un año luchando contra la amenaza que supone la pandemia provocada por el coronavirus, es normal y humano que muchas personas entiendan que la batalla ya está ganada. El final del estado de alarma y de las restricciones de movilidad entre las provincias y comunidades autónomas ha provocado que exista cierta sensación de tranquilidad e incluso en algunos momentos de casi normalidad, algo que para muchos expertos puede ser contraproducente a la hora de seguir luchando contra el virus.

Una de esas voces autorizadas es el doctor y epidemiólogo utrerano José Manuel Aranda Lara, recientemente galardonado con el Mostachón de Oro a toda una trayectoria, y quien desde hace meses está asesorando tanto a la Junta de Andalucía como al Ministerio de Sanidad en la lucha contra la pandemia. «No podemos olvidar en ningún momento que estamos en pandemia, con una tasa de incidencia de riesgo alto, no podemos bajar los brazos», ha explicado Aranda, quien ha recordado que «hemos avanzado mucho en la vacunación, lo que está haciendo que la curva se mantenga o baje, pero para que la curva baje de manera definitiva hay que seguir respetando las medidas que todos ya conocemos».

Este doctor, que fue gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS) entre 2014 y 2017, ha sido muy contundente al afirmar que «esto no se ha terminado aún ni muchísimo menos, no subimos la incidencia porque la vacuna está empezando ya a dar resultado». Precisamente Aranda, junto a un grupo de compañeros, ha impulsado de manera completamente altruista la creación de una aplicación informática que ha servido para llevar a cabo predicciones relacionadas con el ritmo de vacunación.

El utrerano estima que «el objetivo es llegar a tasas por debajo de los 50 contagiados por cada 100.000 habitantes, que nos permita rastrear mejor cada uno de los casos. Por el momento seguimos en un riesgo alto y debemos mantener activas todas las medidas posibles hasta que esté vacunada el 70% de la población». De esta manera tan clara, este profesional de la gestión sanitaria ha lanzado un mensaje para que los ciudadanos comprendan la importancia del momento, aunque también por otro lado explica que «hay que entender a la población, ya que lleva mucho tiempo respetando las medidas de distanciamiento y aislamiento de las personas, lo que hace que la población necesite salir de este encierro».