El intento de robo en una finca acaba con una espectacular persecución y una batalla campal ante el miedo de los vecinos

Lo que empezó como un intento de robo culminó con una batalla campal y una persecución. Todo ello sucedió en Guadalema de los Quintero, una tranquila pedanía utrerana en la que el miedo se adueñó de sus vecinos.

La historia comenzó con unos ladrones que pretendían robar en una finca de El Palmar de Troya. Sin embargo, lo que quizás no esperaban es que los propietarios estuvieran en su interior, dando origen a una persecución por carretera, que acabó en una impresionante trifulca.

Esa persecución culminó en Guadalema, donde los ladrones se refugiaron en el bar. «Entonces se originó una batalla campal, volando las sillas y las mesas», recuerda ante las cámaras de Canal Sur Televisión la hermana de la propietaria de dicho establecimiento, quien comenta que «las personas que estábamos dentro del bar no los íbamos a dejar salir, porque venían a matarlos. Eran unos ocho o nueve frente a los dos que se escondieron aquí».

Otra de las testigos del suceso reconocía que «todo el mundo pasamos miedo, porque escuchamos mucho ruido, vimos a dos corres a gran velocidad, y una pelea en la que todo voló por los aires: vasos, platos, botellas, mesas,…».

Quienes habían intentado robar en la finca lograron huir y quisieron refugiarse en una casa de la pedanía. Su dueña ha explicado que «llegaron dos muchachos muy nerviosos. Estábamos mi madre y yo, llamaron a la puerta pero no les abrimos. Pusimos el sofá en la puerta porque temíamos que la echaran abajo». Recuerda que «los amenacé con llamar a la policía, pero ellos dijeron que era lo que querían, que no querían salir de ahí» por temor a la agresión de la que huían.

Este suceso culminó con la detención de los ladrones, en unas actuaciones que se mantienen en secreto y con varias vías de investigación abiertas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.