El «nuevo» recinto ferial de Utrera ya luce tras el fin de las obras [GALERÍA]

El «nuevo» recinto ferial de Utrera ya luce tras el fin de las obras [GALERÍA]

El proyecto de reurbanización ha culminado, a falta de plantar casi medio millar de nuevos árboles

Quienes paseen por las calles del recinto ferial pueden comprobar que la imagen de este recinto se parece en poco a la que ofrecía hace menos de un año. Los trabajos de reurbanización de esa zona de la ciudad han culminado, mostrando cómo será el diseño de la Feria de Consolación a partir de ahora.

Según ha explicado a Utrera Digital la edil de Festejos, María del Carmen Cabra, la obra ya se ha completado, a falta de acometer un par de aspectos menores previstos en los próximos meses. Tras el desarrollo de los trabajos que se han venido realizando en los últimos meses, el siguiente paso será dotar al recinto de la vegetación necesaria. En concreto, está prevista la plantación de unos 500 árboles –almeces y fresnos, principalmente-, que van a poblar de manera fundamental los dos espacios que han vivido una mayor reforma. Por otro lado, será curiosa ver la estampa que ofrecerán las manzanas donde se ubicarán las casetas, ya que se transformarán en una pradera natural verde durante el año.

Uno de los principales cambios se contempla en torno a la caseta municipal. El terreno que ocupaba en la calle Toná se ha trasladado hasta una de las márgenes de la calle Fandango, centrándola en el conjunto del recinto. Allí ahora es posible contemplar una glorieta adoquinada que servirá de acceso, así como una pérgola para rodear la caseta, por donde subirá una planta trepadora llamada glicina. Cuando lleguen las fechas festivas, se instalará la carpa que hará las veces de caseta municipal, y al término de la feria volverá a desmontarse para que ese espacio quede para uso de los ciudadanos durante el año, como una plaza.

También ha desaparecido la caseta de obra, que se dedicaba a cuestiones de seguridad ciudadana. De esta forma, en el terreno que ocupaba esta caseta y la municipal, ahora puede verse una nueva manzana de casetas de socios, al tiempo que se han abierto dos nuevas puertas al parque de Consolación, para que ambos espacios queden más integrados. En este caso, la caseta de obra pasará a estar en una parcela junto a la barriada Naranjal de Castillo, al lado de las actuales casetas de juventud. Ya es posible ver el emplazamiento concreto, al haberse instalado allí la carpa que hasta ahora cubría a la caseta municipal.

Las zonas que no se han visto afectadas por la reurbanización de la feria son las calles Bulería y Soleá, y las aceras par de las calles Toná y Fandango. Así, con la nueva configuración del recinto se ha modificado por completo todo el espacio que se fue creando con las ampliaciones de las últimas décadas, donde ahora se han dibujado tres manzanas de casetas, con calles en paralelo a la calle Bulería. Por otro lado, las casetas de juventud se reubican en la manzana más alejada del real, siendo frontera entre éste y la zona de chiringuitos y parque de atracciones.

La pavimentación que ha realizado corresponde a los acerados perimetrales del recinto, que sirven de límites entre el ferial y las barriadas que lo rodean. A ello se suman las manzanas que limitan con el estadio municipal «San Juan Bosco» y con el instituto «Virgen de Consolación», para que puedan funcionar como aparcamiento durante el resto del año. El resto sigue siendo de albero, aunque se ha estudiado la forma de contenerlo en su interior y que en las épocas de lluvia no se desplace. También se mantenido el trazado del carril bici que ya discurría por esa zona de la ciudad.

Por otro lado, el proyecto también contemplaba la intervención en torno a las infraestructuras básicas: colocación de alumbrado público, un nuevo centro de transformación eléctrica, instalación de tomas de agua y arquetas de saneamiento fijas, creación de un sistema de riego para el arbolado, y eliminación del tendido aéreo para ser soterrado.

Con este proyecto no sólo se ha reurbanizado el recinto ferial y se le ha dotado de las infraestructuras necesarias, sino que permite habilitarlo como un espacio de uso y disfrute de los ciudadanos durante todo el año, integrándose como un recurso más de las barriadas adyacentes. En este sentido, el alcalde ha destacad que, gracias a esta actuación, la localidad ha ganado «unos 70.000 metros cuadrados de espacio verde y de esparcimiento para los utreranos», planteándose «como una prolongación del parque de Consolación, y sirviendo de unión a las barriadas de La Mulata y Naranjal de Castillo».

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “El «nuevo» recinto ferial de Utrera ya luce tras el fin de las obras [GALERÍA]

  1. Manuel González dice:

    Espero que no se convierta en un botellódromo en un futuro cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *