Tres décadas de la estación de Santa Justa, el «final de trayecto» para miles de utreranos

Tres décadas de la estación de Santa Justa, el «final de trayecto» para miles de utreranos

La sevillana estación de Santa Justa está cumpliendo 30 años de servicio, con un balance superior a 208 millones de personas que han transitado por sus instalaciones hasta el día de hoy. Es el recinto al que cada jornada llegan numerosos utreranos, que tienen en sus andenes el lugar de subida o bajada de sus viajes diarios a la capital.

Santa Justa entró en servicio en la madrugada del 2 de mayo de 1991, unificando en una sola terminal ferroviaria todas las circulaciones con origen/destino Sevilla, divididas con anterioridad entre las antiguas estaciones de Plaza de Armas y San Bernardo. Durante estos 30 años, se ha convertido en la puerta de entrada de la ciudad de Sevilla. Además, Adif ha impulsado el uso de Santa Justa más allá de los servicios ferroviarios como un gran espacio en el que se desarrollan de manera permanente actividades de tipo comercial y cultural, a través de la marca tiendas de la estación y el programa Estación Abierta.

Por otra parte, por la modernidad de sus instalaciones, se convirtió desde su inicio en un lugar de ensayo para la mejora constante de los servicios a los clientes, destacando las pioneras mejoras en materia de accesibilidad. Junto a los ascensores, escaleras fijas y mecánicas, como facilitadores de accesibilidad, la estación sevillana introdujo por vez primera en España el uso de rampas mecánicas, como medio de acceso cómodo y seguro desde el vestíbulo a los andenes y viceversa. A ello se unió un suelo antideslizante instalado en vestíbulo, pasillo laterales y pasarela.

Mayo de 1991, el nacimiento de una estación

Santa Justa se convirtió el 2 de mayo de 1991 en la nueva y única estación ferroviaria de viajeros de Sevilla. En ella se concentran todos los servicios que se prestaban con anterioridad en la estación de San Bernardo, cerrada al tráfico ferroviario esa misma madrugada.

La estación, ubicada en el antiguo Prado de Santa Justa, al que debe su nombre, junto a la avenida Kansas City, nacía equipada con doce vías: seis de ancho nacional (vías 7 a la 12) y seis de ancho UIC, destinadas a las circulaciones de Alta Velocidad (vías 1 a la 6). Estas últimas entraron en servicio con la puesta en funcionamiento de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla en abril de 1992, coincidiendo además con la apertura de la Exposición Universal de Sevilla.

Su superficie total y de zonas anexas es de 80.000 metros cuadrados, distribuidos a través de la plaza de acceso, la cabecera de la estación y el patio de andenes. Sevilla Santa Justa fue diseñada por los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, que utilizaron para su ejecución elementos característicos de la arquitectura sevillana como el ladrillo visto, los arcos o la gran altura de sus techos, con un eje central identificado con su gran vestíbulo diáfano, de una superficie aproximada de 3.000 metros cuadrados.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *