La familia del hombre que quedó tetrapléjico estudia pedir sanciones contra el juez de Utrera por el retraso en ejecutar la sentencia

La familia del hombre que quedó tetrapléjico estudia pedir sanciones contra el juez de Utrera por el retraso en ejecutar la sentencia

Han pasado 17 años desde que Juan Carretero quedó tetrapléjico después de que el vehículo que conducía chocara contra una mula. El hombre falleció incluso en 2016 sin cobrar lo que le adeudan los condenados, llegando a realizar una huelga de hambre para reclamar la indemnización.

A pesar de todo ello, el juzgado de Utrera que abordó este asunto continúa sin materializar lo recogido en la sentencia. Los familiares de la víctima todavía no han cobrado el millón de euros que han de abonar los condenados por este accidente, según determinó el juzgado de primera instancia número 3 de Utrera.

Ante este escenario, la familia del fallecido está estudiando pedir sanciones contra el juez por los 17 años de tardanza para cobrar lo dispuesto en la sentencia firme. Según recoge Diario de Sevilla, el letrado que está llevando el caso, Fernando Osuna, denuncia que «la petición de embargo lleva dos años en la mesa del juzgado sin cumplimentarse».

Hace tres años, la Justicia indemnizó a la familia con 60.000 euros «por el descomunal retraso en el juicio». Además, Osuna señala que hace unos meses se ha solicitado otra indemnización de 20.000 euros por el mismo motivo.

El accidente provocó la tetraplejia de Juan Carretero, natural de Algodonales (Cádiz), cuando circulaba por la carretera que une Utrera con Los Palacios y Villafranca. Este hombre permaneció 418 días ingresado entre en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y el de Puerta del Mar de Cádiz, reconociéndose una tetraplejia con un grado de discapacidad del 99%, lo que derivó a la situación de incapacidad permanente en grado de gran invalidez.

Además, presentaba «un estado físico deplorable por no poder pagar los cuidados necesarios, con el cuerpo lleno de llagas, su esófago deteriorado, el cuerpo amoratado, la mayoría de los órganos no le funcionaban bien, para bañarlo había que usar una grúa ortopédica, entre otras cosas», según señala el abogado.

La parte demandada fue condenada por sentencia en febrero de 2014 a abonar a Juan Carretero como indemnización un total de 620.569 euros, más intereses y costas, lo que supone alrededor de un millón de euros.

Fernando Osuna ha señalado que «se hace reserva de acciones que por responsabilidad disciplinaria pudieran ejercerse por las dilaciones que sufre esta ejecución y se solicita dotación de recursos materiales y humanos al juzgado de Utrera que funciona de una manera completamente inoperante, acumulando pleitos en trámite sin cesar. El tiempo medio de respuesta a escritos es de un año como poco y demuestra un sistema colapsado que pide a voces más personal y mejora de medios de trabajo. No es solamente necesario por la evidente frustración entre las partes de un conflicto, sino porque la realidad es que está más que justificada la indemnización fruto de la responsabilidad patrimonial por funcionamiento de la administración de Justicia. En nuestro caso, esta indemnización ha sido conseguida ya una vez, trasladando al erario público cuantiosos desembolsos que, de funcionar bien el juzgado de Utrera, serían evitables».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *