Civismo silencioso

El domingo, 25 de abril, extravié la mochila de mi bebé, con sus enseres, mi cartera, documentación y dinero efectivo en el paseo de Consolación. Una persona anónima -un vecino o vecina de Utrera- se tomó la molestia de entregarla (intacta) a la Policía Local, en la otra punta del municipio.

Deseo agradecerte profundamente tu acción cívica y silenciosa que supone mucho más que la alegría de recuperar lo que creía perdido. También es la alegría de saberme parte de una sociedad de buenas personas.

Gracias de veras. Ojalá encuentres en tu gesto generoso la satisfacción por toda la gratitud que te tengo.

Ana Isabel

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *