Un espectacular campo de amapolas muy cerca de Utrera convoca a infinidad de personas para fotografiarse

Las redes sociales se han convertido en la principal causante del enorme revuelo generado en torno a un espectacular campo de amapolas. Está muy cerca de Utrera, concretamente en un paraje situado en el término municipal de Alcalá de Guadaíra, y está sufriendo los efectos de una sociedad volcada en la imagen y en la superficialidad.

El paisaje de la zona en cuestión es de una belleza inigualable, ya que hasta donde se pierde la vista en el horizonte es posible contemplar el inconfundible color de las amapolas, que cubren una parcela de miles de metros cuadrados, en una instantánea nunca antes vista en estas proporciones tan enormes. La primavera en todo su esplendor ha llegado de una manera muy especial a este punto concreto de la provincia de Sevilla, lo que ha provocado que numerosas personas en masa acudan a este lugar a hacerse fotografías para después subirlas a las redes sociales, que se han llenado de este tipo de imágenes.

La situación ha llegado a un punto ciertamente insostenible, ya que los conductores dejan sus vehículos aparcados casi de cualquier manera en los arcenes y márgenes de la antigua carretera de Utrera a Alcalá de Guadaíra, para acto seguido adentrarse de cualquier manera en el citado campo de amapolas, destrozando a su paso muchas de las plantas.

Incluso en algunos de los postes del tendido eléctrico que se encuentran en la parcela se han colocado carteles que indican que está prohibido entrar en el campo de amapolas y del peligro que pueden entrañar para los que transiten por la zona, ya que se podrían haber usado herbicidas, un anuncio que también se ha podido ver en redes sociales, en el que se pide a los ciudadanos que no entren en esta parcela privada.

«Estuve allí con mi familia para contemplar el campo porque es una auténtica maravilla, pero la verdad es que aquello es una feria, estaba lleno de gente haciéndose fotos y de coches aparcados en el arcén de la carretera», ha explicado Javier Rodríguez, un alcalareño que acudió a la zona atraído por las fotos que le habían mandado del enclave.

Un paisaje único, fruto de una primavera muy especial, que por su propia fragilidad sólo durará unos días, pero que debido al efecto llamada propio de las redes sociales y la inconsciencia de muchos ciudadanos tiene las horas contados.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *