- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

PALM SPRINGS

USA 2020 90 min.

Dirección Max Barbakow Guion Andy Siara Fotografía Quyen Tran Música Matthew Compton Intérpretes Andy Samberg, Cristin Milioti, J.K. Simmons, Meredith Hagner, Tyler Hoechlin, Camila Mendes, Peter Gallagher, Jacqueline Obradors, Dale Dickey, Chris Pang, June Squibb, Jena Friedman, Brian Duffy En internet

Los parajes rocosos y semi desérticos de Palm Springs en California sirven de escenario a la que muchos consideran gran comedia del año, el debut en el largometraje de ficción de Max Barbakow, que ya desde su propio apellido adelanta el tono de broma de esta historia de amor que aprovecha el ingenio de Atrapado en el tiempo, más conocida como Día de la marmota, su título original, para pretender hacer un análisis de la relación romántica y matrimonial hoy en día. Lógicamente el ingenio está caduco desde que la mítica película de Harold Ramis aprovechó al máximo la idea del bucle en el tiempo, eso que ahora los más snobs llaman loop. Barbakow añade una invitada a esta experiencia repetitiva y rutinaria del protagonista, un Andy Samberg que se revela por fin como auténtico descubrimiento de la película, después de haber protagonizado innumerables shows cómicos televisivos y algún mamarracho como Desmadre de padre junto a Adam Sandler. Él lleva prácticamente el peso de esta disparatada comedia romántica, a la que Cristin Milioti se suma como partenaire atrapada como él y por su propia invitación en el bucle temporal en el que viven una y otra vez la boda de la hermana de ella, en lo que se puede entrever otro referente, la estimable comedia setentera Amantes y otros extraños. Esa cárcel existencial les permite descubrir filias y fobias, traiciones e infidelidades, mientras un tercer personaje también atrapado (J.K.Simmons) pone la inevitable nota violenta ya habitual en cualquier producción norteamericana, sea del género que sea. Rendidos quedan a sus pies cronistas y premiadores, mientras algunos nos resistimos a reírle la gracia a tan esperpéntico espectáculo, del que apenas salvamos a su carismático protagonista, que tanto nos recuerda a ese Quim Gutiérrez que repite una y otra vez el mismo personaje, y su colorida puesta en escena, así como alguna que otra secuencia y una banda sonora cargada de buenas y divertidas canciones.