OTRA RONDA (Druk)

Dinamarca 2020 116 min.

Dirección Thomas Vinterberg Guion Thomas Vinterberg y Tobias Lindholm Fotografía Sturla Brandth Grøvlen Intérpretes Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang, Lars Ranthe, Susse Wold, Maria Bonnevie, Helene Reingaard Neumann

Con una estimable adaptación de Lejos del mundanal ruido por medio, Vinterberg ha vuelto a colarla después del despropósito que supuso La caza. De nuevo Mads Mikkelsen como protagonista y otra vez un disparate enorme disfrazado de provocación y presunta transgresión. Lejos quedaron los tiempos de Celebración, donde la histeria y el exceso sí tenían una justificación y un sentido. Quien diera vida a un profesor apreciado en la comunidad que de la noche a la mañana se ve despreciado y vilipendiado por todo el mundo tras una inverosímil denuncia de acoso sexual por parte de una alumna, incorpora ahora a otro profesor, esta vez desilusionado y hastiado de la vida. Una sociedad en la que quien disfruta de una vida cómoda, casado con el amor de toda su vida, con dos hijos ejemplares, un trabajo bien considerado y un buen puñado de amigos, se permite sentirse desgraciado, es sin duda una sociedad enferma. Pero que quiera remediarlo, él y sus colegas, con alcohol como estímulo, en cantidad suficiente para dar el paso adelante sin sufrir grandes perjuicios, es sin duda un disparate. Encima se justifica con figuras del calibre de Roosevelt, Churchill o Hemingway como si fueran la panacea de la Historia a pesar de su vocación bebedora, lo que agrede al sentido común, por divertido que pueda resultar ver a dignos mandatarios contemporáneos dando discursos en actitud ebria. Por si fuera poco, la empresa se antoja machista y misógina, con dos únicas protagonistas mujeres que representan una a la insufrible comandante de la casa, la otra a una farsante moralizante. Ni sombra de la terrible resaca. Por el contrario asistimos a innumerables gracietas de borrachines y una pérdida de la inhibición recomendada incluso al estudiante desconfiado de sí mismo. Bondades del alcohol previniendo de que el exceso nunca es bueno, y derivando en el sacrificio como consecuencia hosca y banal. Un baile acrobático de Mikkelsen y unos whatsapp redentores al final y todo queda arreglado, y encima Vinterbeg obtiene cuatro grandes nominaciones a los Premios Europeos del Cine y su elenco machista el premio al mejor actor en San Sebastián, donde esa crítica que se llama Feroz e irrumpió con todo su descaro hace apenas unos años, le otorga su particular premio en el mismo festival. Por último una aclaración: cuando celebran el talento de un supuesto pianista que también bebía para estimularse, lo hacen con una pieza de Schubert, la Fantasía D. 940, ¡a cuatro manos! ¡Con todo el repertorio que podrían haber elegido para un solo pianista!

Juan José Roldán

Sobre Juan José Roldán

Licenciado en Derecho y funcionario del Ayuntamiento de Sevilla, escribe sobre cine y música en diversos medios, como El Correo de Andalucía, El Giraldillo, Utrera Digital y Sevilla Cultural. Ha realizado programas radiofónicos en Canal Sur, Radiópolis y Radio Aljarafe. Colabora habitualmente con el Festival de Cine Europeo de Sevilla, la Asociación Linterna Mágica, el Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y ha sido Director de Márketing en los Cines Nervión Plaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *